5 Buenos hábitos fáciles

Valora este artículo
(0 votos)
5 Buenos hábitos fáciles -->
Contenido[Mostrar]

5 BUENOS HÁBITOS FÁCILES

En el artículo anterior estuvimos hablando de hábitos malos. Esos hábitos que mencionábamos, como el de dejar todo para después o culpar a otras personas de nuestros resultados, son pésimos para nuestra vida.

Los malos hábitos nos impiden avanzar hacia el lugar donde queremos estar. Sin embargo, existen otros hábitos que son buenos. Para eliminar un mal hábito, la mayoría de veces necesitamos añadir uno bueno.

UN CLAVO SACA A OTRO CLAVO. Y UN BUEN HÁBITO SACA A UN MAL HÁBITO. PARA CAMBIAR TUS MALOS HÁBITOS, ¡CONOCE ESTOS CINCO!

Hoy en CreditoSinNomina.es queremos hablarte de 5 buenos hábitos. Además, te vendrán muy bien porque son muy fáciles de implementar en nuestras vidas. Estamos seguros de que te gustarán.

Todos estos hábitos los podrás empezar a añadir a tu vida desde hoy mismo, o a más tardar, mañana. Son tan fáciles de empezar que pronto se convertirán realmente en un hábito para ti, y olvidarás cómo era la vida antes de ellos.

Hábitos saludables

Es evidente que uno de los mejores grupos de hábitos que podemos adquirir son los hábitos de salud. Los hábitos saludables son muy importantes para nosotros. Estos son los que hacen que nos encontremos en buen estado de salud.

Nos encanta hablarte de buenos hábitos saludables como comer bien, descansar lo suficiente, hacer ejercicio todos los días… todos estos hábitos te ayudan, sin ninguna duda, a sentirte mucho mejor.

Hoy no queremos hablarte de hábitos saludables, sino de otro tipo de hábitos. Pero no queríamos dejar pasar este artículo sin recordarte que debes cuidar tanto tu mente como tu cuerpo en igual medida.

5 hábitos buenos y fáciles

Cuando hablamos de implementar un hábito es obvio que no nos referimos solo a hacerlo una vez. Cuando algo se convierte en un hábito, se hace continuamente. Muchas veces lo hacemos incluso sin pensarlo, como ir al baño nada más levantarnos o el café de la mañana.

Para que una acción se convierta en un hábito es necesario que esa acción se repita constantemente durante un determinado tiempo. Muchos expertos dicen que ese tiempo es de 21 días. Que, una vez que hemos hecho algo durante 21 días, se convierte en un hábito.

Por eso, a menudo, nos encontramos con que las personas no llegan a convertir las acciones buenas en hábitos. Abandonan antes de los 21 días. Pero tú, sabiendo esto, ya juegas con ventaja. Vamos a ver los 5 hábitos fáciles de implementar.

Ríe lo más que puedas

A veces se nos olvida que tenemos la capacidad de reír. Cuando éramos niños nos reíamos con todo. Pero con el paso del tiempo, es como si se nos hubiese borrado esa acción de las posibilidades.

Cuando hablamos de reír no nos referimos a echar una risita disimulada cada tres días. Hablamos de reír de verdad. A carcajadas si es posible.

Para implementar este hábito, busca aquello que te haga reír sin vergüenza y sin freno. Busca una película, un humorista, una situación… lo que sea. Cualquier oportunidad es buena para reír, y es algo que deberías hacer todos los días al menos una vez.

Levántate siempre a la hora que te prometiste

Seguro que cuando te fuiste a dormir anoche dijiste: mañana me levanto a las… si no cumpliste tu promesa, comenzaste el día de hoy faltándote el respeto a ti mismo.

Por eso, es muy importante que tomes el buen hábito de levantarte a la hora que has dicho que lo ibas a hacer. Cada día es un regalo único que no podrás repetir al día siguiente.

Si te dijiste a ti mismo anoche que hoy a las 7 estabas en pie, no dejes que sean las 7.05. Levántate a las 7 y cumple con la palabra que le diste a la persona más importante de tu vida: tú.

Aprende cada día

Todos los días puedes aprender algo nuevo. No cabe ninguna duda de que, si cada día aprendes algo nuevo, dentro de un año sabrás 365 cosas más que hoy. ¡Cuánto conocimiento!

No es necesario que cada día te aprendas un tema de Derecho. Es suficiente con que aprendas cosas como ¿de qué color son los caballos blancos cuando son jóvenes? Cosas tan tontas como esta, hacen que tu cerebro se encuentre en reciclaje continuo.

No dejes de reciclar la información que conoces y de aprender cosas nuevas cada día. Es un hábito muy bonito y muy útil que necesitas implementar desde hoy mismo.

Cada noche, revisa tus objetivos

Si cada noche antes de irte a dormir revisas los objetivos que tienes a largo plazo, y lo que harás al día siguiente para acercarte más a alguno de ellos, serás mucho más feliz y productivo.

Es importante que tengas claro qué vas a hacer cada día, y si es desde la noche antes, será mucho mejor. Por eso, esta misma noche, antes de irte a dormir, repasa qué vas a hacer durante el día de mañana y cómo te acercará eso a tus objetivos.

Lleva un diario

Algo que hacemos de pequeños y que muchas veces de grandes no volvemos a hacer. Llevar un diario es un hábito muy positivo. No solo previene enfermedades como el Alzheimer, entre otras.

Sino que, además, te ayudará a hacer memoria de las cosas que has hecho durante todo el día. También te da la oportunidad de identificar, cuáles de esas cosas te hacen sentir agradecido.

Te invitamos a que compres una libreta que te guste y, desde hoy mismo, comiences a escribir tu propio diario. Además, dentro de unos años te resultará muy interesante leerlo.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.