6 Técnicas de productividad

Valora este artículo
(0 votos)
6 Técnicas de productividad -->

6 TÉCNICAS ESENCIALES PARA SER MÁS PRODUCTIVO

La productividad es algo tan importante en nuestras vidas que no podemos vivir sin ella. Muchas personas, cuando no se sienten productivas, esto afecta directamente en su felicidad.

Necesitamos sentirnos útiles, productivos. Es importante para nuestra autoestima y para sentirnos bien cada noche cuando vamos a dormir. Por eso, hoy queremos hablarte de 6 técnicas esenciales para ser más productivo.

SER PRODUCTIVO ES EL SUEÑO DE MUCHOS, PERO SOLO UNOS POCOS LO CONSIGUEN. ¿POR QUÉ? ¿HAY QUE SER ESPECIAL? NO. HAY QUE SEGUIR ESTAS 6 TÉCNICAS.

Siguiendo estas 6 técnicas lograrás un nivel de productividad que probablemente no hayas conocido nunca antes. Te convertirás en una persona que podrá hacer muchas más cosas en el mismo espacio de tiempo.

Eso que todos perseguimos lo podrás tener tú desde este mismo momento. Pero eso sí, para ello, tendrás que seguir las 6 técnicas que te vamos a mostrar a continuación. Así que no te vayas y sigue leyendo.

El tiempo de todos es el mismo

Aunque todos disponemos de las mismas 24 horas al día, ¿estás de acuerdo en que, no todos las aprovechamos igual? Muchas personas pasan los días sin pena ni gloria, totalmente improductivas.

Mientras tanto, otras personas, parece que tuviesen tres días dentro de cada uno de sus días. ¿No es increíble? Esto se debe a que hay personas que han aumentado su productividad, mientras que otras piensan que es imposible y solo se quejan de que no tienen tiempo.

Cuando alguien realmente quiere convertirse en una persona productiva, encuentra la manera. Por eso tú has llegado a este post. Te quieres convertir en una persona más productiva de lo que eres ahora y has llegado a un buen sitio.

6 técnicas para ser más productivo

Estas 6 técnicas para ser más productivo son esenciales. Debes llevarlas a cabo desde hoy mismo si quieres convertirte en una persona más productiva. “Bueno, mejor empiezo mañana” quizás estés pensando.

¡Grave error! Si hoy lo dejas para mañana, mañana lo dejarás para pasado, y así. Pasarán los días y las semanas y no habrás logrado el objetivo: ser una persona productiva.

Es más, si quieres convertirte en alguien productivo debes empezar por este mismo momento a poner en práctica las seis técnicas que vamos a ver a continuación. No solo leas, no solo tomes nota: APLICA.

Revisa cada día tus objetivos

Cuando empieza un día, empieza una nueva oportunidad para alcanzar tus objetivos. Esta oportunidad la debes aprovechar y exprimir al máximo. Debes irte a la cama cada día sintiendo que sacaste de ese día todo lo que podías.

Para ello, necesitas tener un control. Revisar cada día tus objetivos. Cada día, nada más levantarnos, debemos revisar qué cosas son las que tenemos que hacer durante el día y comenzar a tomar acción.

Prioriza

Cuando empezamos a hacer nuestras tareas del día, debemos priorizar esas tareas. Debemos empezar a hacer las cosas que sean más importantes. No importa si nos cuestan más o nos cuestan menos.

Si hemos decidido que lo más importante de este día es redactar ese informe que tanto te cuesta hacer, empieza por ahí. El caso es que empieces el día y en las primeras horas ya hayas acabado con lo más importante.

Esto te impedirá procrastinar las tareas importantes hasta el momento en que se vuelvan urgentes. Lo cual, te avisamos desde ya: es muy poco productivo.

Interrupciones fuera

Es muy común que, cuando queremos ser más productivos que nunca, no paren de aparecer interrupciones. Para que esto no ocurra debes dejar bien claras algunas cosas tanto a las personas que te rodean como a ti mismo:

En el momento en que estás trabajando, no es momento para llamadas telefónicas, visitas, correos electrónicos, redes sociales, y el largo etcétera de interrupciones posibles.

Desenchufa todo lo que sea posible, desconecta lo demás, y deja claro a tus familiares y conocidos que, en esas horas, no estás disponible a no ser que ocurra una fatalidad.

Aprovecha el tiempo para aprender

Mientras estás en el coche, estás en la cocina preparando la comida, estás limpiando o estás haciendo cualquier otro tipo de cosa que no requiere tu concentración máxima, aprovecha el tiempo.

Puedes aprovechar ese tiempo escuchando audiolibros o viendo conferencias. Si, por ejemplo, sueles comer viendo la tele, en lugar de poner las noticias o el programa de cotilleo, busca en internet una conferencia sobre un tema interesante.

Esto hará que tu cerebro no desconecte de la productividad y se vuelva blando y lleno de basura. Te ayudará a concentrarte más en lo que debes hacer. Aunque recuerda, las conferencias y los audios no tienen por qué ser un tostón: pueden ser de cosas divertidas que te interesen de forma personal.

Planifica el siguiente día

Planifica el siguiente día que vas a tener. Cada noche, antes de acostarte, o en el último momento de tu trabajo, tómate cinco minutos para determinar qué harás al día siguiente.

De esa forma, cuando te levantes, podrás seguir la técnica número uno: repasar lo que tienes que hacer y ponerte manos a la obra.

Dormir lo suficiente

Para ser una persona productiva necesitas ser una persona descansada. Por eso, no vale dormir cuatro horas o cinco. No serás más productivo por estar más horas pegado al ordenador trabajando. Esto es absurdo.

Necesitas dejar que tu cuerpo descanse lo suficiente. Entre siete y ocho horas es lo más aconsejable, aunque si en tu caso son seis, no pasa nada. Debes descansar el tiempo que tu cuerpo necesite para recuperarse del día.

Pero ojo: ningún ser humano puede descansar del día anterior durmiendo 4 horas cada noche, por mucho que trate de convencerse de ello.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.