TRABAJO Y PRODUCTIVIDAD

TRABAJO Y PRODUCTIVIDAD (48)

 

TRABAJO Y PRODUCTIVIDAD

En esta categoría de nuestro blog de CreditoSinNomina vamos a tratar diversos temas y profundizaremos en diversas cuestiones interesantes para el lector, pero siempre manteniendo una misma dinámica y enfoque: Consejos útiles y prácticos relacionado con el trabajo  y sobre la producción o productividad.

 

5 RAZONES PARA SER EMPRENDEDOR

Ser emprendedor puede ser algo arriesgado. Un deporte de riesgo para muchos. Y como en los deportes de riesgo, hay a quienes les encanta, y hay quienes no lo soportan.

Hoy en CreditoSinNomina.es queremos hablarte de las 5 razones por las cuales es buena idea convertirse en emprendedor. Sabemos que no todo el mundo quiere ni debe ser emprendedor, pero queremos que conozcas las ventajas.

¿ALGUNA VEZ TE HAS PREGUNTADO POR QUÉ LA GENTE EMPRENDE? ¿QUÉ LE VEN DE POSITIVO? ES POSIBLE QUE SÍ. HOY VEREMOS ALGUNAS DE LAS RESPUESTAS.

La única forma de poder tomar una buena decisión al respecto de un tema, es conocer las ventajas y los inconvenientes. Por eso, hoy queremos hablarte de la parte buena de ser emprendedor.

¿Qué es lo que motiva a mucha gente a hacerse emprendedora? Esta es la pregunta que vamos a responder hoy en este artículo de las 5 razones para ser emprendedor. Pero antes…

¿Tienes miedo de ser emprendedor?

Muchas personas no se atreven a emprender porque les da miedo. Les da miedo perder su dinero si tienen que invertir en un negocio. Les da miedo abandonar su trabajo actual para emprender y luego no tener nada.

Definitivamente, muchas personas no se lanzan a emprender porque tienen miedo de perder lo que ahora mismo tienen “seguro” (o eso creen).

En CreditoSinNomina.es queremos hablarte de por qué debes superar ese miedo. Porque, además, en la actualidad no es necesario ni invertir una gran cantidad de dinero, ni dejar tu trabajo “seguro” para comenzar a emprender.

5 razones para ser emprendedor

Si quieres ser emprendedor, puedes empezar por definir por qué razones quieres serlo. Hoy en CreditoSinNomina.es te queremos ofrecer siete razones por las cuales te vendría bien comenzar desde hoy a emprender.

Como dijimos en el punto anterior, no es necesario que dispongas de un gran capital ni que tengas una infraestructura. Tampoco es necesario que abandones tu trabajo actual para comenzar a emprender.

Solo necesitas tener ganas de cambiar tu vida, y buscar la forma de emprender que más se ajuste a ti. Veamos entonces qué ventajas obtendrás cuando te hayas decidido:

Libertad en el tiempo

Cuando empiezas a emprender, te das cuenta de que el tiempo de tu vida es tuyo y de nadie más. Por eso, puedes empezar a decidir cuándo trabajarás. A qué hora lo harás y qué días de la semana le dedicarás a tu objetivo.

También puedes decidir cuándo te vas de vacaciones. No necesitas que nadie más decida en qué momento le viene mejor darte los diez o quince días de vacaciones pagadas (si es que tienes esa suerte).

Libertad financiera

Cuando eres tu propio jefe, nadie te dice cuánto dinero puedes ganar. Dependiendo del negocio que montes, será más o será menos la cantidad de dinero que podrás ganar.

Sin embargo, nadie les pondrá un techo a tus ingresos, más que tú y únicamente tú. Podrás decidir cuánto ganar, ya que para ello solo tendrás que trabajar un poco más, o hacerlo de forma más inteligente.

Haces lo que te gusta

Está claro que si montas tu propio negocio lo harás de aquello que más te gusta o que mejor se te da. Esto te aportará felicidad y una gran sensación de satisfacción a tu vida.

Estamos seguros de que, cuando alguien hace lo que le gusta, saca a relucir lo mejor de sí mismo. Queremos que tú también lo hagas, y por eso te invitamos a empezar a emprender.

Tus propias metas

Cuando trabajas para otra persona, por mucho que trabajes, solo lo harás para conseguir los objetivos de la empresa, o los objetivos de tu jefe. Sin embargo, cuando trabajas para ti mismo, esto cambia.

Cuando comienzas a emprender, te das cuenta de que puedes dedicar tus esfuerzos a cumplir tus propios objetivos personales y profesionales. No hay mayor satisfacción que irte a la cama sabiendo que hiciste algo para acercarte a tus propios sueños.

Definir tu rutina

Aunque parezca mentira, hay personas que trabajan mucho mejor por las noches. Otras, lo hacen mucho mejor en la primera hora de la mañana, cuando todavía no es de día. Y hay otras personas que trabajan mejor por la tarde.

Tú te conoces y sabes o puedes averiguar en qué momento del día trabajas mejor. Si trabajas para ti mismo, puedes definir que esa sea tu rutina de trabajo. Y, en caso de que te resulte demasiado tedioso tener una rutina, puedes decidir no tenerla.

 

¿ERES COMMUNITY MANAGER Y ESTÁS ESTRESADO?

Es posible que muchas personas no lo entiendan todavía como tal. Sin embargo, el Community Manager es una figura que cada vez aumenta más. Cada vez somos más Community Managers.

Es posible que, si lo eres, muchas personas te hayan preguntado ¿pero eso es un trabajo? Y tú, con cara de incrédulo a la vez que sonriendo le hayas dicho: sí. Lo que pasa es que es un trabajo nuevo.

SER COMMUNITY MANAGER ESTÁ MUY DE MODA, PERO ES UN TRABAJO BASTANTE ESTRESANTE. VEAMOS ALGUNOS CONSEJOS PARA QUE NO LO SEA TANTO.

El Community manager es la persona que se encarga de gestionar las redes sociales. Muchas empresas o celebridades tienen Community manager para que le lleven las redes sociales, ya que es algo que lleva tiempo.

Es muy común que un mismo Community manager lleve las redes sociales de varias empresas, además de las suyas propias. Por eso, se trata de un trabajo y además, se trata de un trabajo que puede ser muy estresante.

No te agobies

Lo primero que queremos decirte si eres Community manager es que no te agobies. Tranquilo. Todo saldrá bien. Para facilitar tu trabajo, existen multitud de herramientas que quizás no conozcas, pero que te ayudarán mucho.

Hoy queremos ver contigo algunos consejos para que tu trabajo se convierta en algo mucho menos estresante.

Sabemos que llevar las redes sociales de muchas cuentas diferentes, personas, empresas, las tuyas… puede ser un trabajo duro. Te entendemos. Por eso queremos ayudarte con este artículo.

Fuera el estrés del Community manager

Es algo muy común que los trabajos que tenemos hoy en día nos estresen. El trabajo del Community manager, que visto desde fuera parece un “chollo”, no es menos en este sentido.

El hecho de tener que estar las 24 horas publicando nuevas cosas en cada una de las redes sociales de cada uno de los clientes, además de las nuestras propias, es algo bastante agobiante.

Por suerte, existen herramientas y trucos que podemos seguir para que este trabajo no acabe con nosotros, nuestra salud, y nuestro sueño. ¿Quieres ver algunas?

Automatiza

Algo que a veces se nos olvida, es que existen multitud de herramientas que pueden hacer más fácil nuestro trabajo. Si automatizamos las publicaciones en las redes sociales, la parte más “engorrosa” la podremos tener hecha.

Existen aplicaciones, unas gratis y otras de pago, que nos permiten programar contenido por adelantado. De esta forma, quizás en un día o dos, podamos tener un mes de contenido en todas las redes por adelantado.

No cabe duda de que esto nos resta una gran cantidad de estrés. No tener que estar cada día publicando lo de ese mismo día, en cada momento, es muy relajante. Un ejemplo de una herramienta que nos ayuda en esta tarea es Postcron.

Contesta a todo a la vez

Algo que nos bloquea mucho a los Community managers es tener que estar contestando a cada uno de los mensajes cada vez que llegan. Esto nos quema bastante, ya que nos pasamos casi todo el día pegados al móvil respondiendo mensajes.

Esto se puede evitar. Si decides que en uno o dos momentos del día responderás a todos los mensajes de una sola vez. Por ejemplo, una vez por la mañana y una vez por la tarde-noche contestarás a todos los mensajes, comentarios, tweets, etc.

Aprovecha una publicación

Si estás gestionando la red social de un blog, puedes aprovechar un solo contenido para diferentes publicaciones. En Twitter, por ejemplo, necesitas que una misma publicación se repita varias veces a lo largo de la semana para que lo puedan ver distintas personas.

En lugar de publicar ese contenido una sola vez, puedes programarlo para que se publique seis o siete veces. De esa forma, estarás haciendo el trabajo una sola vez, y te valdrá para muchas publicaciones.

Esto te restará trabajo, y además te ayudará a que ese contenido llegue a mucha más gente de una sola vez. ¿Qué te parece?

Haz una sola cosa a la vez

A veces queremos hacer tanto, que nos ponemos más tareas de la cuenta a la vez. queremos gestionar el Twitter de nuestra empresa a la vez que hacemos las programaciones de nuestro Facebook personal.

Esto es muy cansado y no sirve para nada. Si a eso le sumamos contestar los mensajes al momento cada vez que llegan, peor aún. Por eso, establece un tiempo para cada tarea, y mientras estás haciéndola, no hagas ninguna otra.

De ese modo serás mucho más productivo y podrás hacer mucho más en menos tiempo. Estamos seguros de que estos consejos te ayudarán a tener una vida de Community manager mucho menos estresante de lo que es ahora mismo.

 

LO QUE NO DEBES HACER EN FACEBOOK SI ERES EMPRESARIO

Cuando eres empresario, hay algunas cosas que debes tener en cuenta, que muchas veces pasamos por alto. En el tema de las redes sociales, hay puntos muy importantes que debemos apreciar.

Muchas veces utilizamos de forma incorrecta las redes sociales. Está claro que son una excelente forma de hacer crecer tu negocio, pero esto se debe hacer con el cuidado propio de un empresario.


UTILIZAR UNA RED SOCIAL PARA POTENCIAR NUESTRO NEGOCIO ESTÁ GENIAL, SI LO HACEMOS DE LA FORMA CORRECTA. VEAMOS CUÁL NO ES LA FORMA CORRECTA

Hoy en CreditoSinNomina.es hemos decidido reunir algunos de los errores más comunes que, algunos empresarios, hacen con su red social Facebook. Aunque esta red social nos puede ayudar mucho al crecimiento de nuestra empresa, solo lo hará si la utilizamos de forma correcta.

Por eso, hoy en CreditoSinNomina.es: Lo que NO debes hacer JAMÁS si eres empresario y utilizas la red social Facebook. ¿Estás preparado para ver cuáles son los errores más comunes?

Hacer negocios en Facebook

Cada vez más grandes negocios se han comenzado en las redes sociales. Uber, una de las empresas de más crecimiento de los últimos años comenzó en Twitter. Este solo es un pequeño ejemplo.

Pero debemos tener cuidado cuando queremos utilizar las redes sociales para potenciar nuestro negocio. Si no lo hacemos de la forma correcta, o lo hacemos directamente mal, podemos perjudicarnos.

Seguro que no quieres que tu negocio se vea perjudicado por la imagen que dan, él o tú, en las redes sociales. Veamos entonces los errores más comunes que debes evitar en Facebook.

Facebook para empresarios

Facebook es una red social. Como tal, debemos tratarla. No se trata de una red de contactos para negocios. Tampoco se trata de un lugar en el que la gente entra para hacer compras.

Una red social es un espacio online en el que las personas se conocen, se encuentran, hablan, conversan, se comentan, etc. Esto es lo que la gente entra en Facebook a buscar.

Pero, muchos empresarios, en el afán por hacer crecer sus respectivos negocios, han olvidado la norma principal de Facebook: ser una red social. En el entusiasmo, han perdido el norte. Veamos lo que NO debes hacer si eres un empresario y estás en Facebook.

LO QUE NO DEBES HACER EN FACEBOOK SI ERES EMPRESARIO

Utilizar tu perfil personal como si fuese tu empresa

Facebook tiene muy claramente delimitado el uso de un perfil personal en su red social. Los perfiles personales son utilizados por personas físicas. Estas personas físicas pueden tener amigos, invitar a otras personas a ser sus amigos, hacer publicaciones, compartir…

Sin embargo, estas personas físicas no se pueden llamar “Ferretería José” porque nadie se llama “Ferretería”. Para crear un Facebook a nuestra ferretería, debemos crear una página de fans.

Esto es muy importante ya que, si Facebook ve que estamos haciendo un uso erróneo de un perfil personal, nos puede cerrar la cuenta. Perderemos todo lo que hayamos conseguido con ella. Por eso, es mejor empezar bien desde el principio.

En tu perfil personal tener una estrecha conexión con tu empresa

Siguiendo con el ejemplo, si tu perfil personal, aunque lo utilices para tu persona, se llama Ferretería José, no estarás haciendo un buen uso. Tampoco lo harás si tu imagen de perfil es el logo de tu empresa.

Cuando agregas a alguien a Facebook, quiere ver tu cara para saber quién eres. No quiere ver en tu foto de perfil ni el logo de tu empresa, ni un paisaje, ni a tu perro Kiko que es precioso.

No es agradable que alguien te agregue y no puedas ver su cara a la primera. Normalmente, muchas personas no aceptan a contactos que no muestran su rostro en la foto de perfil.

GEDESCOCHE PRÉSTAMO CON ASNEF | Dinero rápido en internet sin importar ASNEF o RAI

Compartir todo lo de tu empresa

Cuando tienes una empresa, no necesitas estarlo gritando por la calle. Del mismo modo, no necesitas compartir absolutamente todo el contenido, por ejemplo, de ut blog, en tu página personal.

Mucho menos si esto es lo único que publicas. Es evidente que, si entre 20 publicaciones, una es de tu negocio, no importa. Sin embargo, si alguien entra en tu perfil y solo ve las últimas actualizaciones de tu blog, tendrás un problema.

Una persona así no inspira confianza. Por lo tanto, las personas, aburridas de ver tus continuas actualizaciones de estado que no les ofrecen nada personal, terminarán dejando de seguirte o eliminándote de sus amistades.

Enviar SPAM

Es muy común que muchos “empresarios” envíen SPAM a sus contactos de Facebook. Lo hacen de dos formas: a través de mensajes privados o a través de una foto en la que etiquetan a todos sus amigos.

Esto es muy molesto, y el 99% de las veces no tiene ningún resultado positivo. Por lo tanto, en lugar de perder el tiempo bombardeando con SPAM a tus amigos, trata de hacer una relación con ellos y, de forma natural, hablarles de tu empresa.

 

 

AUMENTA TU ENERGÍA VITAL CON ESTOS 7 CONSEJOS

La energía vital es muy importante para todos nosotros. Todos necesitamos tener energía para poder llevar a cabo todo lo que necesitamos hacer durante el día.

Para que podamos ser productivos durante el día, esta energía debe ser parte de nosotros. Si no tenemos la energía suficiente para realizar nuestras tareas, difícilmente podremos ser personas muy productivas.


LA ENERGÍA VITAL NOS HACE MOVERNOS CADA DÍA A HACER LO QUE TENEMOS QUE HACER. SI NOTAS QUE TE FALTA ENERGÍA, AQUÍ TIENES 7 CONSEJOS PRÁCTICOS

 Hoy queremos hablarte en CreditoSinNomina.es de 7 consejos que aumentarán tu energía vital. Esa energía que necesitas para hacer todo lo que tienes que hacer durante el día.

Muchas veces cuando esta energía disminuye, nos sentimos, no solo decaídos físicamente, sino también emocionalmente. Necesitamos que la energía vital esté lo más alta posible para poder disfrutar de una vida plena.

El combustible de nuestra vida

Esta energía es como el combustible necesario para realizar nuestras tareas. Si no tenemos energía vital, somos como un coche sin combustible: no somos capaces de movernos.

Igual que a un coche le podemos enchufar una manguera con el combustible, y vuelve a ser el que era; nosotros también podemos hacer cosas que nos “enchufen” energía vital.

Algunas de esas cosas que podemos hacer son las que vamos a ver a continuación. Los siete consejos que vas a ver te ayudarán a tener la energía vital que necesitas para hacer todo lo que tienes que hacer cada día.

7 consejos para aumentar tu energía

Si notas que tu energía no está a la altura que debería, quizás debas poner en práctica algunos de los consejos que vamos a darte a continuación. No te pierdas lo que viene porque es muy importante para tu energía.

Cuando hablamos de energía nos referimos a las fuerzas que tenemos cada uno de nosotros para hacer todo aquello que debemos hacer a lo largo de un día. Es como si hablásemos de nuestra batería.

Si tenemos la batería baja, necesitamos darle electricidad para que se cargue. Estos siete consejos serán la electricidad que necesitas para cargar tu propia batería. ¿Estás preparado para comenzar a verlos?

Duerme bien

Si estás durmiendo pocas horas (menos de 6 al día) necesitas comenzar a dormir más. Si duermes las horas necesarias (entre 6 y 8) pero te sientes cansado, quizás sea un problema en la calidad del sueño.

¿Estás cenando adecuadamente antes de irte a dormir o te vas con el estómago vacío? ¿Bebes el agua necesaria antes de dormir para que tu cuerpo esté hidratado? ¿Duermes en una cama o en una posición incómoda que no te deja descansar?

Aumentar la cantidad o la calidad del sueño cuando es necesario hacerlo, es muy importante. Si no descansamos bien por las noches, es muy difícil que nuestra batería se encuentre al 100% por la mañana. Será como si cada día nuestra batería estuviese a la mitad de carga.

Haz ejercicio por la mañana

Aunque te cueste hacer ejercicio, eso no es una excusa válida. Necesitas hacer ejercicio cada día por la mañana. No se trata de que salgas de tu casa a hacer una maratón todos los días.

Basta con que actives tu cuerpo saltando, o bailando, o caminando un poco cada mañana. Es necesario para que tu cuerpo se active y, te aseguramos que, aunque pienses que tendrá el efecto contrario: el ejercicio por la mañana te hará tener mucha más energía durante el día.

Si no puedes hacerlo por la mañana, tampoco es excusa. Hazlo por la tarde. Lo importante es que, a diario, hagas ejercicio. No importa la cantidad de tiempo ni la intensidad, siempre que se mantenga el hábito.

AUMENTA TU ENERGÍA VITAL CON ESTOS 7 CONSEJOS

Toma agua suficiente

Tu cuerpo necesita el agua para funcionar. Todos pensamos que comer es muy importante, y por eso no nos saltamos ninguna comida. Sin embargo, es muy común que se nos “olvide” beber agua.

Esto es ridículo. Necesitamos el agua para vivir. Forma parte de más de dos tercios de nuestro organismo. Es fundamental para nosotros y para nuestra energía. Por eso, si no bebes agua en mucho tiempo, mueres.

Por lo tanto, comienza desde por la mañana y bebe mínimo un litro y medio de agua cada uno de los días de tu vida. Es sumamente importante que lo hagas, para tu salud y también para tu energía.

Come menos azúcar

El azúcar es importante para nuestro organismo. Sin embargo, actualmente se encuentra en tan grandes cantidades en absolutamente toda la comida, que es demasiada.

El azúcar que comes por la mañana en una magdalena y un café es la suficiente para todo el resto del día. Por eso, en lugar de comer alimentos con azúcar, y añadir más azúcar a los alimentos, come fruta.

Comiendo fruta te aseguras de darle a tu organismo el azúcar que necesita, y no será azúcar saturada como las que estamos acostumbrados a comer todos los días en cualquier tipo de alimento (pensásemos que lleva azúcar, o no).

GEDESCOCHE PRÉSTAMO CON ASNEF | Dinero rápido en internet sin importar ASNEF o RAI

Haz pausas

Cuando estés trabajando, haz pausas. Esto te ayudará a oxigenar el cerebro y hará que estés mucho más concentrado cuando vuelvas al trabajo. Pero las pausas deben tener una forma de hacerse.

Si realmente quieres subir tu energía, no bastará que pares de escribir en el ordenador para que te tumbes en el sofá a ver la tele o mirar el móvil en tu “descanso”. Se trata de que hagas pausas en movimiento.

Dejas de trabajar durante diez o quince minutos, pero no paras de hacer cosas. Te levantas, recoges tu mesa, haces algo de ejercicios como estiramientos, etc. Y, sobre todo, activas tu cuerpo durante esa pausa.

Apaga tus dispositivos

Durante la última hora o media hora del día, disminuye el consumo de dispositivos electrónicos. Esto significa, sobre todo, que dejes de utilizar el móvil o la Tablet durante la última hora del día.

¿Para qué? Para que tu cuerpo sepa que te vas a dormir. El brillo de la pantalla no te ayuda en absoluto a esto. El brillo hace que tu cerebro piense que todavía es de día, y siga activo al mismo ritmo.

Por eso, disminuir el consumo de tecnología antes de dormir, te hará tener un mejor resultado a la hora de la calidad del sueño. Descansarás mucho mejor y al día siguiente estarás mucho más despierto.

Vete a dormir cuando tengas sueño

¿Cuántas veces nos vamos a la cama a desgastar la almohada sin tener sueño? Esto a nuestro organismo no le hace ningún favor.

Si vamos a la cama sin sueño, estamos diciéndole al cerebro: la cama es también para esos momentos en los que no quiero dormir. Por eso, cuando te vayas a acostar otro día, no necesariamente interpretará que es a dormir.

Esto disminuye mucho la calidad de tus horas de sueño. Céntrate en irte a dormir únicamente cuando tu cuerpo esté cansado y tus ojos estén dispuestos a cerrarse en breve.

 

6 TÉCNICAS ESENCIALES PARA SER MÁS PRODUCTIVO

La productividad es algo tan importante en nuestras vidas que no podemos vivir sin ella. Muchas personas, cuando no se sienten productivas, esto afecta directamente en su felicidad.

Necesitamos sentirnos útiles, productivos. Es importante para nuestra autoestima y para sentirnos bien cada noche cuando vamos a dormir. Por eso, hoy queremos hablarte de 6 técnicas esenciales para ser más productivo.

SER PRODUCTIVO ES EL SUEÑO DE MUCHOS, PERO SOLO UNOS POCOS LO CONSIGUEN. ¿POR QUÉ? ¿HAY QUE SER ESPECIAL? NO. HAY QUE SEGUIR ESTAS 6 TÉCNICAS.

Siguiendo estas 6 técnicas lograrás un nivel de productividad que probablemente no hayas conocido nunca antes. Te convertirás en una persona que podrá hacer muchas más cosas en el mismo espacio de tiempo.

Eso que todos perseguimos lo podrás tener tú desde este mismo momento. Pero eso sí, para ello, tendrás que seguir las 6 técnicas que te vamos a mostrar a continuación. Así que no te vayas y sigue leyendo.

El tiempo de todos es el mismo

Aunque todos disponemos de las mismas 24 horas al día, ¿estás de acuerdo en que, no todos las aprovechamos igual? Muchas personas pasan los días sin pena ni gloria, totalmente improductivas.

Mientras tanto, otras personas, parece que tuviesen tres días dentro de cada uno de sus días. ¿No es increíble? Esto se debe a que hay personas que han aumentado su productividad, mientras que otras piensan que es imposible y solo se quejan de que no tienen tiempo.

Cuando alguien realmente quiere convertirse en una persona productiva, encuentra la manera. Por eso tú has llegado a este post. Te quieres convertir en una persona más productiva de lo que eres ahora y has llegado a un buen sitio.

6 técnicas para ser más productivo

Estas 6 técnicas para ser más productivo son esenciales. Debes llevarlas a cabo desde hoy mismo si quieres convertirte en una persona más productiva. “Bueno, mejor empiezo mañana” quizás estés pensando.

¡Grave error! Si hoy lo dejas para mañana, mañana lo dejarás para pasado, y así. Pasarán los días y las semanas y no habrás logrado el objetivo: ser una persona productiva.

Es más, si quieres convertirte en alguien productivo debes empezar por este mismo momento a poner en práctica las seis técnicas que vamos a ver a continuación. No solo leas, no solo tomes nota: APLICA.

Revisa cada día tus objetivos

Cuando empieza un día, empieza una nueva oportunidad para alcanzar tus objetivos. Esta oportunidad la debes aprovechar y exprimir al máximo. Debes irte a la cama cada día sintiendo que sacaste de ese día todo lo que podías.

Para ello, necesitas tener un control. Revisar cada día tus objetivos. Cada día, nada más levantarnos, debemos revisar qué cosas son las que tenemos que hacer durante el día y comenzar a tomar acción.

Prioriza

Cuando empezamos a hacer nuestras tareas del día, debemos priorizar esas tareas. Debemos empezar a hacer las cosas que sean más importantes. No importa si nos cuestan más o nos cuestan menos.

Si hemos decidido que lo más importante de este día es redactar ese informe que tanto te cuesta hacer, empieza por ahí. El caso es que empieces el día y en las primeras horas ya hayas acabado con lo más importante.

Esto te impedirá procrastinar las tareas importantes hasta el momento en que se vuelvan urgentes. Lo cual, te avisamos desde ya: es muy poco productivo.

Interrupciones fuera

Es muy común que, cuando queremos ser más productivos que nunca, no paren de aparecer interrupciones. Para que esto no ocurra debes dejar bien claras algunas cosas tanto a las personas que te rodean como a ti mismo:

En el momento en que estás trabajando, no es momento para llamadas telefónicas, visitas, correos electrónicos, redes sociales, y el largo etcétera de interrupciones posibles.

Desenchufa todo lo que sea posible, desconecta lo demás, y deja claro a tus familiares y conocidos que, en esas horas, no estás disponible a no ser que ocurra una fatalidad.

Aprovecha el tiempo para aprender

Mientras estás en el coche, estás en la cocina preparando la comida, estás limpiando o estás haciendo cualquier otro tipo de cosa que no requiere tu concentración máxima, aprovecha el tiempo.

Puedes aprovechar ese tiempo escuchando audiolibros o viendo conferencias. Si, por ejemplo, sueles comer viendo la tele, en lugar de poner las noticias o el programa de cotilleo, busca en internet una conferencia sobre un tema interesante.

Esto hará que tu cerebro no desconecte de la productividad y se vuelva blando y lleno de basura. Te ayudará a concentrarte más en lo que debes hacer. Aunque recuerda, las conferencias y los audios no tienen por qué ser un tostón: pueden ser de cosas divertidas que te interesen de forma personal.

Planifica el siguiente día

Planifica el siguiente día que vas a tener. Cada noche, antes de acostarte, o en el último momento de tu trabajo, tómate cinco minutos para determinar qué harás al día siguiente.

De esa forma, cuando te levantes, podrás seguir la técnica número uno: repasar lo que tienes que hacer y ponerte manos a la obra.

Dormir lo suficiente

Para ser una persona productiva necesitas ser una persona descansada. Por eso, no vale dormir cuatro horas o cinco. No serás más productivo por estar más horas pegado al ordenador trabajando. Esto es absurdo.

Necesitas dejar que tu cuerpo descanse lo suficiente. Entre siete y ocho horas es lo más aconsejable, aunque si en tu caso son seis, no pasa nada. Debes descansar el tiempo que tu cuerpo necesite para recuperarse del día.

Pero ojo: ningún ser humano puede descansar del día anterior durmiendo 4 horas cada noche, por mucho que trate de convencerse de ello.

5 BUENOS HÁBITOS FÁCILES

En el artículo anterior estuvimos hablando de hábitos malos. Esos hábitos que mencionábamos, como el de dejar todo para después o culpar a otras personas de nuestros resultados, son pésimos para nuestra vida.

Los malos hábitos nos impiden avanzar hacia el lugar donde queremos estar. Sin embargo, existen otros hábitos que son buenos. Para eliminar un mal hábito, la mayoría de veces necesitamos añadir uno bueno.

UN CLAVO SACA A OTRO CLAVO. Y UN BUEN HÁBITO SACA A UN MAL HÁBITO. PARA CAMBIAR TUS MALOS HÁBITOS, ¡CONOCE ESTOS CINCO!

Hoy en CreditoSinNomina.es queremos hablarte de 5 buenos hábitos. Además, te vendrán muy bien porque son muy fáciles de implementar en nuestras vidas. Estamos seguros de que te gustarán.

Todos estos hábitos los podrás empezar a añadir a tu vida desde hoy mismo, o a más tardar, mañana. Son tan fáciles de empezar que pronto se convertirán realmente en un hábito para ti, y olvidarás cómo era la vida antes de ellos.

Hábitos saludables

Es evidente que uno de los mejores grupos de hábitos que podemos adquirir son los hábitos de salud. Los hábitos saludables son muy importantes para nosotros. Estos son los que hacen que nos encontremos en buen estado de salud.

Nos encanta hablarte de buenos hábitos saludables como comer bien, descansar lo suficiente, hacer ejercicio todos los días… todos estos hábitos te ayudan, sin ninguna duda, a sentirte mucho mejor.

Hoy no queremos hablarte de hábitos saludables, sino de otro tipo de hábitos. Pero no queríamos dejar pasar este artículo sin recordarte que debes cuidar tanto tu mente como tu cuerpo en igual medida.

5 hábitos buenos y fáciles

Cuando hablamos de implementar un hábito es obvio que no nos referimos solo a hacerlo una vez. Cuando algo se convierte en un hábito, se hace continuamente. Muchas veces lo hacemos incluso sin pensarlo, como ir al baño nada más levantarnos o el café de la mañana.

Para que una acción se convierta en un hábito es necesario que esa acción se repita constantemente durante un determinado tiempo. Muchos expertos dicen que ese tiempo es de 21 días. Que, una vez que hemos hecho algo durante 21 días, se convierte en un hábito.

Por eso, a menudo, nos encontramos con que las personas no llegan a convertir las acciones buenas en hábitos. Abandonan antes de los 21 días. Pero tú, sabiendo esto, ya juegas con ventaja. Vamos a ver los 5 hábitos fáciles de implementar.

Ríe lo más que puedas

A veces se nos olvida que tenemos la capacidad de reír. Cuando éramos niños nos reíamos con todo. Pero con el paso del tiempo, es como si se nos hubiese borrado esa acción de las posibilidades.

Cuando hablamos de reír no nos referimos a echar una risita disimulada cada tres días. Hablamos de reír de verdad. A carcajadas si es posible.

Para implementar este hábito, busca aquello que te haga reír sin vergüenza y sin freno. Busca una película, un humorista, una situación… lo que sea. Cualquier oportunidad es buena para reír, y es algo que deberías hacer todos los días al menos una vez.

Levántate siempre a la hora que te prometiste

Seguro que cuando te fuiste a dormir anoche dijiste: mañana me levanto a las… si no cumpliste tu promesa, comenzaste el día de hoy faltándote el respeto a ti mismo.

Por eso, es muy importante que tomes el buen hábito de levantarte a la hora que has dicho que lo ibas a hacer. Cada día es un regalo único que no podrás repetir al día siguiente.

Si te dijiste a ti mismo anoche que hoy a las 7 estabas en pie, no dejes que sean las 7.05. Levántate a las 7 y cumple con la palabra que le diste a la persona más importante de tu vida: tú.

Aprende cada día

Todos los días puedes aprender algo nuevo. No cabe ninguna duda de que, si cada día aprendes algo nuevo, dentro de un año sabrás 365 cosas más que hoy. ¡Cuánto conocimiento!

No es necesario que cada día te aprendas un tema de Derecho. Es suficiente con que aprendas cosas como ¿de qué color son los caballos blancos cuando son jóvenes? Cosas tan tontas como esta, hacen que tu cerebro se encuentre en reciclaje continuo.

No dejes de reciclar la información que conoces y de aprender cosas nuevas cada día. Es un hábito muy bonito y muy útil que necesitas implementar desde hoy mismo.

Cada noche, revisa tus objetivos

Si cada noche antes de irte a dormir revisas los objetivos que tienes a largo plazo, y lo que harás al día siguiente para acercarte más a alguno de ellos, serás mucho más feliz y productivo.

Es importante que tengas claro qué vas a hacer cada día, y si es desde la noche antes, será mucho mejor. Por eso, esta misma noche, antes de irte a dormir, repasa qué vas a hacer durante el día de mañana y cómo te acercará eso a tus objetivos.

Lleva un diario

Algo que hacemos de pequeños y que muchas veces de grandes no volvemos a hacer. Llevar un diario es un hábito muy positivo. No solo previene enfermedades como el Alzheimer, entre otras.

Sino que, además, te ayudará a hacer memoria de las cosas que has hecho durante todo el día. También te da la oportunidad de identificar, cuáles de esas cosas te hacen sentir agradecido.

Te invitamos a que compres una libreta que te guste y, desde hoy mismo, comiences a escribir tu propio diario. Además, dentro de unos años te resultará muy interesante leerlo.

 

TRABAJA MENOS HORAS: SÉ MÁS EFICIENTE

¿Alguna vez te has fijado en lo poco práctico que resulta trabajar durante 8 horas al día? Es posible que, estando en el trabajo, pienses que estás haciendo mucho. Sin embargo, si te paras a pensar: En esas 8 horas ¿realmente cuánto tiempo trabajas?

El sistema de trabajo de 8 horas que se nos ha impuesto, no es nada práctico en la actualidad. De hecho, la mayoría de nosotros, haríamos el mismo trabajo en la mitad de tiempo si no tuviésemos que “estar” en el trabajo.

LAS JORNADAS DE TRABAJO DE 8 HORAS ESTÁN DESFASADAS. VEAMOS ALGUNOS CONSEJOS PARA ACORTAR NUESTRAS JORNADAS LABORALES.

Si eres emprendedor seguro que ya te has dado cuenta de que tu tiempo cunde mucho más ahora. Por eso, hoy, para aquellos que todavía estén empezando en el mundo del emprendimiento, tenemos algunos consejos

Reducir tu jornada laboral cambia tu vida. Realmente lo hace. Puedes disfrutar del tiempo que quieres con tus seres queridos. Y, en caso de que quieras, puedes trabajar en otros asuntos en el tiempo que te sobra.

Trabajar 8 horas no es productivo

Está demostrado que somos mucho más productivos cuando trabajamos en periodos cortos de tiempo. Por ejemplo, el sistema de trabajo en “bloques de tiempo” cortos es mucho más efectivo que el trabajo en bloques largos.

Vamos a ver a continuación cómo puedes hacer para reducir considerablemente las horas que dedicas al trabajo cada día. Estamos seguros de que, después de aplicar estos consejos, notarás una gran diferencia.

Quienes prueban esto que vamos a ver a continuación, no quieren volver jamás a trabajar por 8 horas sin propósito alguno.

Trabaja menos horas

¿De qué te sirve estar 8 horas sentado en la oficina, si realmente solo pasas 4 o 5 trabajando de verdad? Si el resto del tiempo solo estás “perdiendo el tiempo” ¿qué propósito tiene estar sentado en esa silla “pretendiendo” que trabajas?

Estamos seguros de que estos consejos serán una revolución para ti y para tu trabajo. Creemos que, dedicar más horas de las necesarias a una tarea, es tirar parte de nuestra vida a la basura.

Por eso, te animamos a que pongas en práctica los siguientes consejos para trabajar menos horas y disfrutar más de la vida.

Concéntrate

Cuando estés trabajando, olvídate del resto del mundo. No existe nada más. Solo estás tú y el ordenador. No pienses en nada más, no te acuerdes de lo que debes comprar para la semana que entra.

Simplemente, trabaja. Concéntrate lo más que puedas para poder hacer el trabajo lo más rápido posible, a la vez que no renuncias a la calidad.

Realmente te aseguramos que notarás una gran diferencia en el tiempo que te toma una tarea cuando estás realmente concentrado o cuando no lo estás.

Elimina las distracciones

Obviamente, si vas a concentrarte al máximo durante esas horas, necesitas eliminar todas las distracciones. Dile a tus seres queridos que no “molesten” si no se trata de algo realmente importante.

Elimina las notificaciones de las redes sociales, cierra todo lo de tu ordenador que no tenga que ver con el trabajo, y elimina todo aquello que se pueda convertir en una distracción.

Establece un horario cerrado

Si vas a trabajar durante cuatro horas, establece unos momentos específicos para estirar las piernas, ir al baño, etc. Y durante el resto del tiempo, no te levantes.

Se trata de que comprimas lo más posible el tiempo que pasas trabajando, por eso, cualquier distracción como ir al baño en momentos poco oportunos o ir a hacerte un café, serán fatales.

Ley de Parkinson

La Ley de Parkinson dice que una tarea se prolonga en el tiempo tanto como hayamos decidido. Por lo tanto, si decimos que algo nos va a tomar una hora, eso es lo que nos tomará.

Sin embargo, si decidimos que nos tomará 30 o 45 minutos, haremos todo lo posible por terminarlo en ese tiempo. por eso, aprovecha esta Ley. Hazte con el control de ella y utilízala a tu favor.

En lugar de decirle a tu cerebro: esto lo tenemos que terminar en 8 horas, dile: esto tenemos que terminarlo en 4 horas. Estamos seguros de que tu cerebro se pondrá a trabajar a tu favor, y podrás terminar la tarea a tiempo.

 

DISEÑA TUS METAS COMO NAPOLEON HILL

Napoleon Hill es el autor de uno de los libros de éxito más conocidos del mundo: “Piense y hágase rico”. Este autor, ha sido uno de los más leídos por personas que quieren alcanzar el éxito en su vida.

En su libro nos menciona cuatro pasos que debemos seguir para establecer las metas que queremos conseguir en nuestra vida. En él, se centra en el punto de vista meramente económico de las metas.

CONSTRUIR METAS ES MUY IMPORTANTE EN NUESTRA VIDA. NAPOLEON HILL NOS DICE CÓMO DEBEMOS HACERLO PARA TENER ÉXITO.

Sin embargo, aunque el punto de vista económico es muy interesante, estos cuatro pasos nos sirven para establecer metas en cualquiera de los ámbitos de nuestra vida. Por eso, si estás pensando en ponerte las próximas metas, te recomendamos que te quedes.

Tener metas es algo fundamental para hacer crecer nuestra persona en la vida. Si no tenemos metas ni objetivos, nos estancamos. Y creemos que nadie quiere tener una vida estancada. Por eso te traemos los 4 pasos para construir metas según Napoleon Hill.

Principios de éxito

Los principios de éxito de los que habla Napoleon Hill en su libro, han sido llevados a cabo por miles de personas en el mundo en los últimos años. Muchas de las personas más importantes de la actualidad han utilizado este método.

Como ya sabrás, los principios del éxito son como una receta. No hay nada nuevo que necesitemos inventar. Estos principios son universales y sirven para cualquier asunto que nos podamos plantear.

A continuación, vamos a ver cuáles son los cuatro pasos que Napoleon Hill nos recomendó en su libro para establecer metas.

4 pasos para diseñar tus metas

Si no tienes metas claras, probablemente no conseguirás avanzar. Por eso, hoy en CreditoSinNomina.es queremos hablarte de lo que comentó Napoleon Hill en su libro Piense y hágase rico.

Estos cuatro pasos que vas a ver a continuación, te ayudarán a establecer metas de una forma mucho más efectiva. Se trata de un sistema probado durante años por personas de éxito, y que están más que probados.

Veamos ya cuáles son estos cuatro pasos para poder establecer nuestras metas de forma eficaz, y llegar a cumplirlas sin ningún problema.

Establece una meta específica

Cuando hablamos de que una meta debe ser específica, nos referimos a que debe ser cuantificable. Medible. Si queremos bajar de peso, necesitamos saber exactamente cuantos kilos queremos bajar.

En nuestra “meta” no podremos decir “quiero bajar unos kilos”. La forma correcta de formularlo es de la siguiente manera: quiero bajar 5 kilos.

Establecer una fecha

Para que una meta sea realmente una meta, debe estar en algún lugar. En este caso, debe estar en algún lugar en el tiempo. por eso, debemos ponernos una fecha limite para alcanzar esa cantidad que hemos mencionado en la especificación de nuestra meta.

Por ejemplo: quiero bajar 5 kilos desde hoy hasta el día 30 de abril. Esto es una meta que tiene una fecha de caducidad.

Obviamente, el plan de acción será muy diferente si queremos bajar los 5 kilos en un mes o en seis. Lo que tendremos que hacer para alcanzar la meta será muy distinto.

Escribir el enunciado

Una vez que ya sabemos exactamente lo que queremos y para cuando lo queremos, vamos a escribir nuestra meta. Esto lo haremos en forma de una frase en tiempo presente.

Vamos a escribir el enunciado como si ya se hubiese cumplido nuestra meta. Con el ejemplo que hemos puesto, diríamos algo así: Peso 5 kilos menos el día 30 de abril de 2017.

Cuanto más específica sea la frase, mucho mejor. De esta forma, nos programaremos realmente bien y no habrá lugar a ninguna duda.

Leer nuestro enunciado

Durante el tiempo que dure nuestra meta, vamos a leer este enunciado que llevaremos con nosotros a todos lados. La lectura del enunciado la haremos en voz alta al menos dos veces al día.

Una la haremos por la mañana y otra por la noche antes de dormir. Como mínimo. Si queremos leerlo más veces, podemos hacerlo sin ningún problema.

Los 4 pasos de Napoleon Hill

Esperamos que estos cuatro pasos te ayuden realmente a establecer tus metas de la forma correcta. Estamos seguros de que te ayudará ya que ha ayudado a miles de personas a lo largo y ancho del mundo durante muchos años.

Si te ha parecido un buen artículo, recuerda comentarnos tu opinión en la sección de comentarios, y compartirlo con esos amigos que crees que necesitan una guía para poner sus metas.

SI ERES EMPRENDEDOR, NECESITAS DESARROLLAR PACIENCIA

Uno de los mayores problemas y peligros que tenemos en la sociedad actual es la impaciencia. Existe una epidemia de impaciencia. Todo lo queremos para antes de ayer. Y a veces esto no puede ser.

Aunque ser impaciente puede ser una buena cualidad en determinados momentos, si somos emprendedores necesitamos tener paciencia. Es una cualidad fundamental que debemos desarrollar si verdaderamente queremos tener éxito.

NO HAY ÉXITO SIN PACIENCIA. POR ESO, ESTA ES UNA CUALIDAD QUE, SI ERES EMPRENDEDOR, DEBES DESARROLLAR. TE DECIMOS CÓMO

Ser más paciente es fundamental para que tengamos resultados. Desde luego, los resultados no aparecen de la noche al día. Cuando queremos que todo ocurra para “ya”, no damos tiempo a que las cosas tengan su proceso.

Todo en esta vida lleva su tiempo. De hecho, nada crece de repente. Imagínate que quieres plantar un manzano. ¿Cuánto tiempo tienes que esperar desde que pones la semilla hasta que recoges la primera manzana?

No hay éxito sin paciencia

Todo en la naturaleza lleva un tiempo. es necesario que entendamos esta norma para entender por qué el éxito no llega. Si no somos capaces de tener la paciencia necesaria, estropearemos el “árbol del éxito”.

Imagina que el éxito es coger esa manzana. Si plantamos la semilla y no vemos crecer el árbol, es posible que nos desesperemos. Si no somos pacientes, quizás excavemos la tierra para mirar si la semilla sigue ahí.

En nuestra impaciencia, es posible que echemos a perder el árbol y nunca nazca. Por eso, sin paciencia nunca podremos alcanzar el éxito. O lo dejaremos de lado como un “imposible”, o lo estropearemos por querer ir demasiado rápido.

Lo que debes entender si quieres ser un emprendedor paciente

Si eres un emprendedor, necesitas ser paciente. Necesitas entender que, absolutamente todo en la vida, lleva su tiempo. El éxito es lo más grande que puedes conseguir. Y, claro está, el éxito no iba a ser una excepción.

Necesitas cultivar la paciencia necesaria para entender que todo tiene su proceso. Y hoy queremos ayudarte a que te conviertas en una persona de éxito, cultivando tu paciencia.

Debes delegar

Cuando eres un empresario, no puedes hacerlo todo tu solo. A medida que tu empresa va creciendo, existen más responsabilidades. Desde luego, tú solo no puedes atender a todas ellas.

Por eso, es necesario que delegues las tareas que no necesitas hacer tú. Pero esto requiere una cualidad: la paciencia. La paciencia de saber que, las demás personas, no trabajarán exactamente igual que tú.

Si no eres un empresario paciente, aunque delegues, siempre estarás detrás de tus delegados para corregir su trabajo. Esto no solamente hará que su moral se vaya minando, sino que también te quitará mucho tiempo. Todo por no ser paciente.

Tener una actitud positiva

Para los negocios, necesitamos que nuestra actitud ante la vida sea la más positiva posible. ¿Has visto alguna vez a un empresario de éxito negativo? Por supuesto que no. Necesitas ser una persona con actitud positiva.

Cultivar esta cualidad, hará que, cuando te encuentres ante un problema, puedas tener la paciencia necesaria y actuar bien. Esto hará que, probablemente, el problema se solucione mucho más rápido de lo que crees.

Los procesos pueden ser lentos

Algo que debes aprender si quieres ser un empresario de éxito, es que los procesos cuestan tiempo. No se puede construir el edificio más grande del mundo en un solo día. Todo requiere un tiempo de maduración.

Por eso, no te desesperes. Los resultados llegarán cuando sea el momento y, sobre todo, cuando tú estés preparado para aceptar esos resultados. Estamos seguros de que será muy pronto.

Sin embargo, mientras que llega ese momento, sigue persistiendo y conviértete en una persona realmente paciente. Así, cuando lleguen los resultados, podrás apreciarlos mucho más. Habrás tenido la valentía de esperarlos con tranquilidad mientras tú hacías lo que debías.

CÓMO DAR BUENA IMPRESIÓN EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Existen personas que nos dan una buena impresión nada más conocerlas. Aunque pensemos que no prejuzgamos, la realidad es que sí lo hacemos. Tanto si alguien nos “cae bien” como si nos “cae mal” sin haberle conocido realmente, le estamos prejuzgando.

Dar una buena impresión es sumamente importante en el mundo en que vivimos. Cuando vamos a buscar un nuevo trabajo, por ejemplo, es importante darle una buena impresión a nuestro entrevistador.

DAR UNA BUENA IMPRESIÓN ES FUNDAMENTAL PARA CONSEGUIR AGRADAR A LAS PERSONAS, MUCHO MÁS CUANDO SE TRATA DE UN POSIBLE TRABAJO.

Desde luego, si desde el primer momento, no proyectamos que somos personas limpias, seguras y adecuadas para el puesto, no podremos conseguirlo. Por eso, debemos tener presentes algunos puntos.

Se han hecho estudios acerca de lo que a las personas nos da mejor impresión cuando vemos a otras personas que no conocemos. Hoy queremos hablarte de estos puntos para que los tengas presentes, tanto si vas a una entrevista, como simplemente para conocer nuevas personas.

La necesidad de dar una buena impresión

¿Por qué necesitas dar una buena impresión? Bueno, aunque pensemos que las personas no prejuzgamos, sí que lo hacemos. Cuando llegamos a un lugar y alguien nos ve, nuestra estética y nuestra postura dicen mucho de nosotros.

Muchas veces, nuestro aspecto habla tan alto, que la persona que nos acaba de conocer no puede escuchar lo que le dice nuestra boca. Por eso, es importantísimo que tengamos una apariencia que cause una buena impresión.

Si vamos a una entrevista de trabajo, esto se vuelve de suma importancia. Desde luego, no podremos ir mal vestidos ni sucios porque, por muy buenos profesionales que seamos, no daremos una buena impresión y no accederemos al puesto.

¿Con qué aspectos podemos dar una buena impresión?

Cuando vamos a conocer a alguien nuevo, o, como en el caso de este artículo, vamos a una entrevista de trabajo, necesitamos dar buena impresión. Esa persona, al vernos y al hablar unas pocas palabras con nosotros, debe sentirse a gusto.

De esa manera, conseguiremos darle a esa persona una buena impresión sobre nosotros mismos. Se han hecho estudios acerca de las cosas en las que nos fijamos de otras personas para crearnos una impresión de ellas.

Vamos a ver a continuación cuáles son estas cosas y cómo podemos potenciarlas para que nuestra impresión sea buena allá donde vayamos.

Vestimenta

Evidentemente, no se trata de que vayamos vestidos de marca. Sin embargo, ir bien arreglados, sin ropas sucias o arrugadas, es un punto a nuestro favor.

Si nuestra ropa es respetuosa y realmente decente, además de estar en buen estado, ya tendremos un punto positivo. O, al menos, no tendremos un punto negativo, lo cual está genial.

Zapatos

Aunque a muchas personas les pueda parecer irrelevante, hay otras muchas a las cuales los zapatos les llaman mucho la atención. Ponernos unos zapatos que están rotos, desgastados o sucios, no dirá nada bueno de nosotros.

Por muy bien vestidos que vayamos, si nuestros zapatos no están acordes, probablemente se ensucie un poco la impresión que damos a los demás.

Uñas

Las uñas son otra parte fundamental de la impresión que damos. Una persona arreglada en todos los sentidos, pero con las uñas sucias o mordidas, no da la impresión de ser una persona cuidadosa ni limpia.

Por eso, debemos siempre procurar que nuestras uñas se encuentren en buen estado. Bien limadas, todas uniformes, con color o sin él, pero limpias y siempre sin morder.

Higiene

¿Qué impresión nos daría una persona que, viene muy bien vestida, pero huele mal? Seguramente no nos gustaría estar mucho rato cerca de ella. Especialmente si nuestro olfato es muy sensible.

Tener una higiene adecuada y bañarnos antes de nuestra entrevista de trabajo es fundamental. Si nuestro olor corporal es muy fuerte, podemos usar desodorantes que lo atenúen. De esa forma, no daremos una mala impresión.

Peinado

Cuando vamos a tener una entrevista de trabajo o vamos a conocer a alguien, el pelo también es algo en lo que nos solemos fijar mucho las personas. Aunque sea inconscientemente, si vamos despeinados, no transmitimos una buena sensación.

Por eso, ir siempre bien peinados, con el pelo en el lugar que le corresponde, nos dará algún que otro punto a favor.

Dar una buena impresión

No debemos nunca olvidar que, dar una buena impresión va más allá de la “pinta” que tenemos. También se trata de la forma en la que nos comportamos. Mantener una postura adecuada, caminar de forma correcta, etc.

Estos son detalles que debemos tener en cuenta para dar una buena impresión a las personas. Si estamos muy limpios y muy bien arreglados, pero nuestro vocabulario es soez o no cuidamos nuestra postura al sentarnos, podemos dar una pésima impresión a nuestro interlocutor.