Educación financiera para niños

Educación financiera para niños -->
Contenido[Mostrar]

 

EDUCACIÓN FINANCIERA PARA TUS HIJOS

Cuando una persona se convierte en padre se le viene encima una gran responsabilidad. Y es que son muchas las facetas de la vida en las cuales debemos educar a los niños. No basta con educarle en que sea amable con las personas o que saque buenas notas en el colegio; la educación plena va mucho más allá y una de las cosas que incluye es la educación financiera.

La realidad es que es tan importante la educación financiera como todas las demás. Sin embargo, ¿cómo podemos enseñar a nuestro hijo algo que nosotros no dominamos? Muchos padres no aportan educación financiera a sus hijos por el simple hecho de que es algo que ellos no tienen, y esto es un problema que a la larga puede volverse algo bastante nefasto para la vida económica del niño cuando sea mayor.


LA EDUCACIÓN FINANCIERA ES UN PUNTO DE LA EDUCACIÓN DE NUESTROS HIJOS QUE RESULTA FUNDAMENTAL. ANTES DE ENSEÑARLA, DEBEMOS TENERLA NOSOTROS. A CONTINUACIÓN VEREMOS CÓMO PUEDES ENSEÑAR A TU HIJO A TENER UNA VIDA FINANCIERA ADECUADA 

Entonces... ¿Cómo podemos enseñar a nuestros hijos algo que nosotros no tenemos? Pues el primer paso es aprender nosotros qué es educación financiera y adquirirla. Y la verdad es que no hace falta ser ningún erudito para tener una cultura financiera básica. Además, nuestro hijo de 6 años no nos va a pedir consejo para saber en qué acciones de la bolsa debe invertir sus millones. El aprendizaje es paso a paso y comienza por explicar a los niños qué es el dinero, para qué se utiliza y para qué cosas resulta útil.

DALE TU EJEMPLO

Como todos sabemos, cuando los niños son pequeños aprenden por imitación. Ellos quieren ser como sus padres o como otras personas mayores, e imitan consciente o inconscientemente todo lo que ven hacer a sus padres. Por ese motivo, no basta con que le “digas” a tu hijo que esto o que aquello. Debes actuar en consecuencia y ser un ejemplo en el terreno del dinero para que vea cómo funciona.

Muchos adultos que tienen problemas con el dinero, al analizar se han dado cuenta de que estos problemas vienen de cómo vieron utilizar el dinero a sus padres, así que es importante que hagamos consciente el hecho de que nuestros hijos imitan absolutamente todo lo que hacemos y que cosas que nos pueden resultar insignificantes en un principio pueden marcar muy fuertemente sus vidas cuando son adultos.

ENSÉÑALE QUÉ ES EL DINERO Y DE DÓNDE SALE

Para que un niño o cualquier persona pueda valorar algo, antes tiene que saber qué es y de dónde sale. Si no, jamás va a poder valorarlo. Por ese motivo, debemos explicar a nuestros hijos que con dinero es como se compran las cosas.

También el niño debe saber que su dinero es algo que en algún momento se puede llegar a agotar si no gana más y lo gasta todo. Esto es importante ya que muchos niños pequeños que ven a sus padres constantemente sacando la tarjeta para pagar todo, piensan que es una fuente interminable de dinero y cuando se les dice que no hay dinero para comprar algo contestan muy tranquilamente que si no hay dinero, saques la tarjeta y lo pagues.

También es importante que los niños valoren el dinero en el sentido de que no van a tener algo que no valoran. Y en este caso nos referimos no a valorar de “saber lo que cuesta”, sino a valorar de apreciar. Y aquí muchas personas confunden el aprecio al dinero con ser avaricioso.

Lo que es evidente es que si le enseñas a tu hijo que “el dinero no es importante”, “el dinero te hace mala persona”, “el amor es más importante que el dinero” y blablablá… el niño inconscientemente de mayor va a tener unos problemas tremendos con el dinero porque lo va a ver como algo malo y poco importante.

Sin embargo, debemos darnos cuenta de que el dinero es sumamente útil e importante en los terrenos en los que es útil e importante. Igual que el amor es útil e importante en los terrenos en los que es útil e importante. Sin embargo, no verás nunca a nadie comprar una casa con amor. Hay que saber distinguir este tipo de cosas para no confundir a los niños, comparando cosas que son totalmente incomparables.

LA PAGA Y EL AHORRO EN SU MEDIDA

Darle una paga (grande o pequeña en función de la edad, los gastos del niño, etc.) es una de las mejores maneras de que el niño aprenda a gestionar su propio dinero y a guardar una parte para ahorrar.

Pero nosotros como padres debemos tener presente que el dinero al fin y al cabo es papel pintado, y que el hecho de que debamos enseñar a nuestros hijos a ahorrar una parte de su dinero no significa que deban ahorrarlo absolutamente todo. Muchos padres enseñan a sus hijos a que si les dan 20 euros de paga, deben guardar los 20 euros. Esto es absurdo. Cuando ese niño sea mayor y gane 2.000 euros, no va a poder guardar los 2.000 euros. Tiene gastos, tiene que saber que debe guardar una parte para los gastos que tendrá durante ese año, tiene que saber que el dinero también puede comprar diversión y que esto no es malo, y que por supuesto se debe ahorrar también una parte de él, pero el 100% es imposible.

La importancia de ofrecer una buena educación financiera a nuestros hijos es algo que no podemos imaginar. Dentro de esa educación financiera, cuando nuestros hijos son más grandes, podemos incluir la lectura de libros que le capaciten para tener una vida financiera sana. Libros como "Quién se ha llevado mi queso" o muchos otros que pueden ser leídos por niños por su sencillez, pueden ayudarles a entender cómo funciona el dinero. 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.