Evitar las compras compulsivas

Evitar las compras compulsivas -->

 

CÓMO EVITAR LAS COMPRAS COMPULSIVAS

Debido al gran consumo de televisión, internet, periódicos, etc. Que tenemos en la sociedad en la cual vivimos hoy en día, nos vemos cada día expuestos a cientos y cientos de productos que nos quieren vender. No cabe duda de que la publicidad se ha adueñado de nuestras vidas sigilosamente. En cada aplicación gratuita, en tu página de vídeos en internet, donde sea. Hay publicidad en todos lados.

Además, la publicidad está creada con el fin de llevar a las personas a comprar esos productos. Es decir, se han hecho estudios para saber cuál es la mejor manera de convencer a alguien de que debe comprar ese artículo.


EVITAR LAS COMPRAS COMPULSIVAS ES FUNDAMENTAL PARA LAS PERSONAS QUE QUIEREN AHORRAR DINERO. POR ESO, HOY EN CREDITOSINNOMINA QUEREMOS OFRECERTE ALGUNOS CONSEJOS PARA QUE PUEDAS EVITAR ESAS COMPRAS IMPULSIVAS, MÁS AHORA QUE ESTAMOS EN REBAJAS

Ante todo esto, no resulta nada raro que de vez en cuando, movido por la publicidad y la falta de consejo, uno compre de forma compulsiva y gaste más de lo que debía. Si hemos llegado a este punto en que hemos gastado más dinero del apropiado y no tenemos forma de solucionar ese percance que hemos provocado, podemos pedir un microcrédito para que nos ayude a solventar el problema de liquidez. Puedes acudir a nuestros comparadores para ayudarte a salir del bache.

¿QUÉ ES COMPRAR POR IMPULSO? 

Como se nota en su propio nombre, comprar por impulso quiere decir que hacemos nuestras compras basándonos en la impulsividad provocada por el momento en que nos encaprichamos por algo.

Estas compras se hacen sin pensar realmente en qué uso le daremos al artículo. Simplemente nos gusta, o nos dijeron que era muy bueno para hacer algo que no solemos hacer y decidimos que íbamos a empezar a hacerlo pero eso nunca pasó, etc. Otra opción para comprar compulsivamente es que el precio haya sido tan bajo que no nos hayamos podido resistir a comprarlo.

Según algunos psicólogos, el impulso de comprar es una parte de nuestro instinto de supervivencia. Cuando el hombre iba por ahí cazando y recolectando, si veía algo que quería o que le gustaba, lo cogía sin pensarlo porque era muy posible que no lo volviera a encontrar.

Por ese mismo motivo, cuando vamos a un establecimiento que está de liquidación o que tiene los precios muy bajos, nuestro instinto nos lleva a comprar sin pensar en las consecuencias porque lo consideramos una oportunidad que es posible que no se vuelva a repetir.

¿CÓMO PODEMOS CONTROLAR LA COMPRA IMPULSIVA?

Por lo que hemos visto, si nos dejamos llevar por nuestro instinto, podremos acabar con la casa llena de cosas que no sirven para nada y que nos provocan una pérdida de dinero inútil bastante importante. Por ese motivo, hoy ha llegado el momento de ponerle freno a las compras impulsivas y para ello te recomendamos que antes de hacer una compra del tipo que sea te hagas las siguientes 3 preguntas. Además, esto te ayudará no solamente a no comprar impulsivamente, sino a ahorrar dinero:

  1. ¿Realmente necesito este artículo que estoy a punto de comprar? En caso de que la respuesta sea sí, quizás valdría preguntarse también ¿Para qué uso voy a comprar este artículo? Y una vez que lo sepamos, iría ¿Es algo que suelo hacer, o solo digo que lo voy a hacer para comprar el artículo?
  2. ¿Qué pasa si no me lo compro? ¿Podré vivir sin eso? Si la respuesta es que podrías vivir sin eso y no pasaría absolutamente nada ni bueno ni malo si no lo compras, es que realmente no lo necesitas (aunque te hayas podido engañar en la pregunta 1)
  3. Si no lo comprase, ¿en qué otras cosas podría utilizar este dinero? Es posible que haciéndote esta pregunta, te respondas que puedes utilizar ese mismo dinero en otra cosa que quieres con más ganas y que realmente necesitas.

Otra recomendación para evitar comprar de forma compulsiva

Otra recomendación que te puede venir bien si eres de las personas que compra de forma impulsiva, es esperar 24 horas después de haber visto el artículo y desearlo. Si pasadas las 24 horas seguimos pensando en comprarlo, es posible que lo necesitamos o lo queramos de verdad.

Si seguimos queriéndolo, podemos hacernos de nuevo las 3 preguntas.

Esperamos que estos consejos para evitar las compras impulsivas te hayan ayudado. Como siempre recuerda que en nuestros comparadores puedes encontrarnos las 24 horas del día, los 365 días del año.

Seguiremos comparando los mejores créditos para ti, para que puedas conseguir la financiación que necesitas de forma rápida y segura.

 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.