Financiar tu coche

Financiar tu coche -->

¿COMO FINANCIAR NUESTRO COCHE?

Según los últimos datos que ha facilitado la Dirección General de Tráfico, en el pasado año 2016 se matricularon más de un millón de coches nuevos, y más del 80% de ellos fueron financiados. En su mayoría, las personas que han optado por financiar su nuevo vehículo, han optado por hacerlo con el concesionario en vez de acudir a entidades prestamistas y financieras.

LA MAYORÍA DE PERSONAS QUE ADQUIRIERON UN VEHÍCULO NUEVO EN EL AÑO PASADO LO FINANCIARON CON EL PROPIO CONCESIONARIO DEBIDO A QUE LOS PRESTAMOS BANCARIOS SON CASI IMPOSIBLES DE CONSEGUIR DEBIDO A SUS ALTOS REQUISITOS Y POCAS VENTAJAS PARA EL CLIENTE. SIN EMBARGO, EXISTE OTRA OPCIÓN A TENER EN CUENTA.

Los concesionarios, conocedores de la situación de los préstamos bancarios, aprovecharon el tirón y comenzaron a ofrecer grandes ventajas en sus financiaciones, llegando incluso a ofrecer intereses MUY bajos. O por lo menos eso es lo que anuncian.

Según ha denunciado la Organización de Consumidores y Usuarios, las maneras y métodos empleados por los concesionarios no son del todo transparentes y en algunos casos incluso han empleado prácticas engañosas. Por ello, desde la OCU, se recomienda que antes de optar por este tipo de financiación para la adquisición de nuestro nuevo vehículo leamos detenidamente las cláusulas que se incluyen y los productos vinculados que vienen con esta financiación. Además, en muchas ocasiones, las promociones que vemos anunciadas son limitadas, y en la mayoría de casos no llegamos a beneficiarnos de ellas llegando a pagar luego un importe mucho más alto que lo que esperábamos.

Además, lo que realmente llama la atención, es que según informa la OCU más del 75% de los concesionarios que ofrecen financiación para la compra de un vehículo nuevo se negaron a facilitar información por adelantado del tipo de comisiones de la financiación, así como tampoco quisieron aportar datos específicos sobre el tipo de intereses, los productos vinculados, las cláusulas del contrato, etc… Sin duda tras ver la situación económica y financiera tanto de las entidades bancarias como la de los concesionarios, cabe preguntarse ¿entonces donde financio mi nuevo coche? ¿Existen alternativas transparentes y fiables?

Las alternativas a los préstamos bancarios y a la financiación del concesionario

En el otro lado nos encontramos las alternativas al financiar nuestro nuevo vehículo con el concesionario o con una entidad bancaria: la financiación con una entidad financiera.

Aunque estos productos de financiación no sean tan vistosos y no sean tan atractivos, al final suelen ser mucho más baratos que el resto de productos del mercado ya que no esconden nada.

Una de las principales características de estos productos de financiación es que todas las características, condiciones, vinculaciones y demás aparecen explicitas en el proceso de solicitud y podemos compararlas sin la necesidad de firmar nada ni de solicitar nada.

Además estas entidades de financiación permiten conseguir préstamos personales a unos intereses muy competitivos sin ningún tipo de vinculaciones ni de comisiones. Es decir lo único que pagaras por solicitar tu préstamo para tu coche son los intereses de ese dinero en el plazo en el que desees reembolsarlo.

Podemos saber el importe de nuestra cuota en función del dinero que necesitamos y del plazo en el que queremos devolverlo gracias a los simuladores que tienen estos servicios en su proceso de solicitud.

Si quieres comparar entre los mejores préstamos personales del mercado puedes acudir a nuestro comparador de préstamos personales para informarte de cuáles son las opciones y ver si te es mucho más rentable que la financiación de un concesionario o de tu entidad bancaria. No olvides que la compra de un coche nuevo debería ser una experiencia feliz y emocionante, no algo de lo que en unos años nos arrepintamos por haber escogido mal la financiación de nuestro vehículo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.