Las trampas de las tarjetas de credito

Las trampas de las tarjetas de credito -->

TRAMPAS AL CONTRATAR UNA TARJETA DE CRÉDITO

En el artículo de hoy vamos a hablar de las tarjetas de crédito. Concretamente, nos vamos a centrar en algunas trampas que ponen a los consumidores algunas entidades que ofrecen tarjetas de crédito. En el mundo en que nos encontramos, donde todo cambia constantemente y avanza a una velocidad de vértigo, las empresas tratan constantemente de mejorar las condiciones que ofrece su competencia. Esto no es diferente en las entidades financieras.

DEBIDO A LA GRAN COMPETENCIA DEL MERCADO LAS EMPRESAS SE VEN OBLIGADAS A OFRECER MEJORES CONDICIONES PARA LOS CLIENTES CON EL AFAN DE CONSEGUIR MAS USUARIOS QUE SE DECANTEN POR SUS SERVICIOS O PRODUCTOS. EN DEFINITIVA, EL PRINCIPAL BENEFICIADO DE ESTA COMPETENCIA ES EL USUARIO FINAL QUE DISPONE DE UN MAYOR ABANICO DONDE ESCOGER CON MEJORES CONDICIONES.

Las entidades financieras tratan de mejorar todo el tiempo las condiciones que ofrecen sus rivales, y esto ha hecho que a día de hoy podamos encontrar tarjetas de crédito con condiciones realmente favorables para los consumidores. Entre estas condiciones pueden encontrarse ventajas como tarjetas sin comisiones de contratación, sin cuota anual, con pago a final de mes gratuito, con descuento en diferentes establecimientos y marcas, seguros gratuitos, etc. Estas resultan ser grandes ventajas para los consumidores de tarjetas de crédito.

Sin embrago, existen otras entidades de crédito que no son tan “amables”, y buscan encontrar clientes a toda costa, aunque esto incluya el uso de publicidad engañosa para despistar a los clientes y que contraten sus servicios de, digamos, no tan buena calidad.

LA PUBLICIDAD ENGAÑOSA

Vamos a ver en este artículo cuáles son las principales formas que tienen las entidades de tarjetas de crédito de utilizar la publicidad engañosa a su favor para “atraer” clientes. Lo primero que debemos tener en cuenta es que en este tipo de servicios, es muy conveniente que leamos la letra pequeña, ya que ahí es donde se encontrarán las condiciones que no te dicen a la primera.

Cuando leemos esa letra pequeña nos damos cuenta de que algunas de las condiciones favorables que nos ofrecieron no eran tan buenas como nos hicieron pensar, otras son solo temporales, y algunas son engañosas totalmente.

tarjetas de credito online

Vamos a ver las principales formas de engañarnos con la publicidad que utilizan las entidades de tarjetas de crédito, para no caer en ellas:

No mostrar la TAE

Muchas entidades de tarjetas de crédito en lugar de mostrar la TAE, muestran el interés mensual. Estas entidades esconden la TAE en la letra pequeña del contrato, y lo que ponen en grande para que veas es el interés mensual. Por ejemplo, te hacen pensar que solo pagarás el 1 o 2% de interés. Lo que no te suelen decir es que realmente eso significa que estarás pagando una TAE del 20% o más.

Si tenemos una tarjeta de este tipo y admite el pago a final de mes sin intereses, lo mejor será realizar el pago a final de mes, para evitar pagar los intereses que supondrá no hacerlo.

Muchas veces contratamos productos financieros que no sabemos cómo funcionan, y no nos damos cuenta de que a veces pagamos más dinero en intereses que en cuota que estemos devolviendo. Por eso es interesante que te sientes a mirar cuáles son las condiciones de tu tarjeta, y que te cuestiones si te saldría más rentable solicitar un crédito por esa cantidad. Es posible que ahorres mucho dinero haciéndolo de esa manera.

Pago a plazos

Muchas entidades ahora acostumbran a utilizar el reclamo de “compra ahora y págalo en cómodas cuotas”. Este sistema es un gran reclamo ya que, las personas que desconocen el funcionamiento de las tarjetas de crédito piensan: si compro la televisión de 300 euros y lo pago en seis meses solamente pagaré 50 cada mes. La realidad es que si hacemos esto, con el cargo que ocasionan los intereses, es posible que a 50 euros al mes estemos pagando la televisión durante mucho más tiempo que 6 meses.

No resulta nada inteligente en este sentido pagar cuotas de cantidades bajas. Si vamos a utilizar el pago a plazos de las tarjetas de crédito, lo mejor es pagar la mayor cantidad posible de cada vez, de esa forma evitaremos pagar más intereses de la cuenta. Esto suele funcionar así:

Debemos 1.000€ y pagamos un 2% mensual (imaginemos). Ese 2% mensual se paga del total que debemos, es decir que son 20€. Si pagamos esos 1.000€ en cuotas de 50 euros, estaremos pagando 20€ de intereses y 30 solamente de devolución del crédito. Durante muchos meses estaremos pagando altos intereses.

Sin embargo, si hacemos el pago de (por ejemplo) 100€ estaremos pagando 80€ de devolución del crédito y 20€ de intereses. Acabaremos mucho antes de pagar y ahorraremos muchos intereses, ya que cada mes pagamos intereses. Cuanto menos meses estemos pagando la tarjeta, más dinero ahorraremos.

Sin comisiones

Muchas entidades bancarias tratan de atraer a nuevos clientes diciendo en sus publicidades que su tarjeta de crédito no tiene comisiones. Sin embargo, debemos fijarnos bien, ya que en muchos casos esto se aplica solo al primer año de la tarjeta, y luego sí tenemos que pagar comisiones por ella.

Existen tantas tarjetas sin comisiones (de verdad) que contratar una que solo nos costará 0 (en comisiones) el primer año, resulta un poco absurdo.

Por ese motivo, te invitamos a que compares las diferentes ofertas que disponemos en nuestro comparador de tarjetas, donde encontrará las mejores opciones del mercado sin información oculta como la TAE. 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.