Los socios que no debes tener

Valora este artículo
(0 votos)
Los socios que no debes tener -->
Contenido[Mostrar]

TIPOS DE SOCIOS QUE NO QUIERES EN TU NEGOCIO

Todos tenemos diferentes personalidades. También todos tenemos derecho a que se nos trate bien y se nos quiera tal y como somos. Sin embargo, cuando se trata de encontrar un socio para tu negocio, necesitas ser cuidadoso con tu elección.

ENCONTRAR UN BUEN SOCIO PARA TU NEGOCIO ES IMPORTANTE. VEAMOS ALGUNOS PERFILES QUE DEBES DESECHAR SI QUIERES QUE REALMENTE TU SOCIO SEA UN SOCIO Y NO UN PROBLEMA.

Hay algunos tipos de personalidades que frenan nuestro ascenso hacia el éxito. Por eso, debemos tener cuidado con algunos tipos de personas si queremos tener un negocio exitoso.

¿Qué clase de socio serías tú?

Antes de empezar a desechar candaditos para ser socios de nuestro negocio, necesitamos hacer una introspección. ¿Qué clase de socios seríamos nosotros? ¿Somos personas sinceras e íntegras? ¿Nos comportamos de forma excelente con las personas?

Es importante saber qué clase de persona somos nosotros antes de comenzar a eliminar de nuestra lista candidatos. Por si acaso que el primer candidato que debamos borrar sea a nosotros mismos.

En caso de que cumplas con los puntos que vamos a ver a continuación, puedes cambiarlos y convertirte en un buen socio. Sin embargo, a los demás no los puedes cambiar. Por eso, debes tener mucho cuidado en la persona que vas a elegir para que sea tu socio.

Tipos de socios que debes eliminar de tu lista

Si tienes una lista con las personas con las que te gustaría colaborar, quizás debas reconsiderarla. Es muy común que añadamos en esta lista a nuestros mejores amigos. Sin embargo, a no ser que hayamos hecho una buena selección de nuestros amigos, puede que no sean la mejor opción.

Debemos tener mucho cuidado con quién se convierte en nuestro socio, ya que no se trata de un empleado que podemos despedir. Debemos ser conscientes de que, si es nuestro socio, deberá tener, al igual que nosotros, buenas cualidades.

Pero, además, debemos tener muy presente que las cualidades malas que todos tenemos, no deberán ser demasiado malas en nuestro socio. De lo contrario, en lugar de un socio de negocios tendremos un problema que impedirá que avance nuestra empresa.

El egoísta

Aunque resulte evidente, debemos mencionarlo. No podemos tener un socio de negocios que sea una persona egoísta. Es contraproducente. Una persona egoísta jamás será bueno para crear una sociedad juntos.

Sobre todo, porque si tenemos un socio egoísta, no podremos evitar tener la mosca detrás de la oreja siempre. ¿Estará haciendo tratos para él mismo o engañándonos para ganar más? ¿Estará manejando las cosas para su propio beneficio?

Este tipo de socios no solamente puede ser malo para nuestro negocio, sino que nos puede hacer convertirnos en una persona realmente paranoica. El ideal de una sociedad de negocio es que todos los integrantes quieran que todos ganen. Ganar-ganar es la mejor fórmula para cualquier negocio.

El que deja todo a medias

Hay personas que consiguen mucha motivación para empezar cualquier cosa. sin embargo, terminar es algo que no les resulta tan fácil. Este tipo de personas van dejando cosas a medias por donde quiera que pasan.

Por eso, no queremos como socio a alguien que tiene costumbre de dejar a medias todo lo que hace. Esta falta de disciplina y persistencia hará que sea mucho más difícil aumentar los beneficios de la empresa.

El mentiroso

Por supuesto. Jamás queremos que nuestro socio sea una persona mentirosa. ¿Cómo vamos a ser socios de alguien que nos miente? No podemos confiar en alguien así. Por lo tanto, tendremos uno de los peores problemas.

No poder confiar en nuestro socio es lo peor que hay en un negocio. Esto, sumado al socio egoísta, puede hacernos volver locos. Por eso, asegúrate de que la persona que eliges para que sea tu socio sea una persona sincera.

La honestidad, aunque cada vez cueste más encontrarla, es una cualidad que vale millones. Ser una persona honesta y rodearnos de personas honestas hace que la vida sea mucho más sencilla. Por lo tanto, si tu “posible socio” es un mentiroso, descártalo de inmediato, aunque sus virtudes sean muy grandes.

El miedoso

Necesitamos un socio que sea, hasta cierto grado, arriesgado. Cuando comenzamos un negocio no nos ayuda nada una persona que sea muy miedosa. Por eso, debemos tener cuidado con un socio que pase de ser precavido a miedoso.

Si estás pensando en hacer negocios con alguien que, para dar un paso, necesita estar 100% seguro de que no va a fallar, mejor cambia de idea. Estas personas no harán crecer tu negocio. Debemos saber que siempre hay un cierto grado de riesgo en cualquier negocio.

Tu socio perfecto

Un socio perfecto para tu negocio será una persona que sea íntegra, sincera, honesta, con buenas cualidades. Inteligente, valiente, persistente y que sea capaz de sacrificarse en algún momento por el negocio.

Por eso, te invitamos a que, en tu búsqueda, elimines de tu lista a las personas que hemos mencionado y te fijes en las cualidades que acabamos de nombrar. Seguro que tanto tu negocio como tu propio estado de ánimo en él, lo agradecerán.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.