Por qué no debes emprender

Valora este artículo
(0 votos)
Por qué no debes emprender -->

POR QUÉ DEBES SEGUIR TRABAJANDO EN LUGAR DE EMPRENDER

El emprendimiento es algo que se ha puesto muy de moda debido a la crisis económica. Muchas personas han decidido emprender, dado que su trabajo, si lo tenían, no tiene ningún tipo de seguridad de continuidad. Por eso, muchos han decidido emprender un negocio propio y ser sus propios jefes. Parece un paso muy valiente e inteligente ¿verdad?

Pues hoy en CreditoSinNomina.es vamos a ver por qué debes continuar en tu trabajo en lugar de convertirte en emprendedor. Las razones que te harán desear seguir en tu empleo. ¿Estás preparado para que te quitemos las ganas de emprender? No te vayas

EMPRENDER ESTÁ MUY EN AUGE DEBIDO A LA CRISIS ECONÓMICA Y A LA POCA SEGURIDAD QUE TIENEN LAS PERSONAS EN EL TRABAJO. ES UNA FORMA, APARENTEMENTE INTELIGENTE, DE SALIR DE LA SITUACIÓN. SIN EMBARGO, HOY VAMOS A VER LOS MOTIVOS POR LOS QUE DEBES QUEDARTE EN TU TRABAJO EN LUGAR DE SALIR A EMPRENDER: EL LADO NEGATIVO DEL EMPRENDIMIENTO

Veamos entonces a continuación, por qué razones debes quedarte en tu empleo tradicional, y renunciar a esa idea que te ronda por la cabeza desde hace tiempo de emprender. En los siguientes párrafos vas a poder ver el lado negativo que tiene emprender: el que nadie te cuenta porque desean que pases por ahí.

EL LADO NEGATIVO DE EMPRENDER

Todo en esta vida tiene un lado positivo y un lado negativo, y hoy en CreditoSinNomina.es hemos decidido ofrecerte la parte negativa de emprender. Aunque te lo pinten de color de rosas, no todo es un camino de flores. A continuación, verás por qué debes continuar en tu empleo y olvidarte de ser tu propio jefe:

Necesitas disciplina

Cuando comienzas a ser tu propio jefe, expresión que suena muy bien, lo que no te cuentan es que necesitarás tener disciplina para hacer lo que tienes que hacer. Nadie lo hace por ti. Nadie te dice: haz esto, haz aquello. Tú mismo tienes que tomar la decisión de hacer las cosas por ti mismo, y normalmente esto no es fácil.

Necesitas cultivar la disciplina para poder convertirte en quien quieres ser. Si no lo haces, no tendrás éxito en el mundo del emprendimiento.

Necesitas ser organizado

Además de ser disciplinado, necesitarás ser organizado, para saber qué tienes que hacer y cuándo, poner en orden tus tareas, y no abandonar las cosas importantes de la vida. Para ello, necesitarás hacer cosas que, probablemente en tu vida de empleado no tienes que hacer, como por ejemplo llevar una agenda y ser el dueño de tu propio tiempo.

Es posible que no tengas ingresos fijos

Cuando eres tu propio jefe, no tienes un ingreso fijo. Esto significa que cada mes podrás cobrar una cantidad diferente a la que cobraste el mes anterior. La incertidumbre que esto provoca, ha hecho que muchas personas lo tomen como un punto negativo del emprendimiento. Aunque si te fijas bien: tampoco tienes un techo de ganancias, debido a que nadie te dice: “tú vas a ganar esto, y si no te gusta, te vas a otro lado”. Nadie pone precio a tu trabajo y a tu tiempo, más que tú.

No tienes vacaciones pagadas

Cuando eres auto empleado no tienes vacaciones pagadas. Aunque actualmente existe una gran cantidad de empleados que tampoco las tienen, simplemente son “despedidos” el último día que trabajan antes de vacaciones, y vueltos a contratar el día que regresan. Por lo tanto, tampoco creemos que sea una gran diferencia con respecto al empleo. En cualquier caso, si algo es cierto, es que, aunque no te paguen las vacaciones, tampoco hay nadie que te diga: vas a coger vacaciones del día 1 de octubre al 15; cuando tú querías coger las vacaciones en verano.

 

Como has podido ver, ser autónomo, o convertirte en tu propio jefe, puede tener muchos inconvenientes. Ahora está solamente en ti sopesar esos problemas para ver si realmente te merece la pena, abandonar la ilusión de seguridad que tienes en tu empleo, por lanzarte a emprender tu propio negocio.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.