Préstamos preconcedidos de los bancos

Préstamos preconcedidos de los bancos -->

¿QUE ESCONDEN LOS PRESTAMOS PRECONCEDIDOS DE LOS BANCOS?

 De seguro que la siguiente situación nos suena mucho, y sino en breve de seguro que se repetirá con nosotros: entramos en nuestra banca online y aparece un mensaje que nos comunica que la entidad bancaria nos ha preconcedido un crédito personal el cual si aceptamos tendremos ingresado en nuestra cuenta bancaria en cuestión de segundos, es decir de manera instantánea.

EL HECHO DE QUE NUESTRA ENTIDAD BANCARIA NOS FACILITE UN PRÉSTAMO QUE NO HEMOS SOLICITADO ES ALGO MUY HABITUAL EN LOS ÚLTIMOS MESES. ESTO ES DEBIDO A QUE PREVIAMENTE HAN ESTUDIADO NUESTRO PERFIL Y VEN FACTIBLE EL PRESTARNOS ESE IMPORTE DETERMINADO. SIN EMBARGO DEBEMOS TENER CUIDADO CON LOS PRESTAMOS PRECONCEDIDOS DE LAS ENTIDADES BANCARIAS.

El método de aviso no siempre es mediante un mensaje en nuestra banca online, a veces también envían un mensaje de texto, un email o incluso una carta indicándonos que tenemos un préstamo de X cantidad aceptado, que tan solo debemos aceptar las condiciones para recibir ese dinero en nuestra cuenta. En el artículo de hoy vamos a ver porque no siempre nos convienen estos préstamos bancarios.

¿Qué esconden los prestamos preconcedidos de las entidades bancarias?

El que la entidad bancaria nos ofrezca este préstamo sin que nosotros lo hayamos pedido es indicativo de que ellos ven que nuestro perfil puede hacerse cargo d esa deuda en particular y del pago de las cuotas correspondientes sin ningún tipo de problema.

En estos casos la entidad bancaria ya habrá analizado nuestros ingresos, nuestros gastos, nuestra vinculación con la entidad, etc…. Además ya habrá sido analizado nuestro caso por la comisión de análisis de riesgo de la entidad, por lo que si decidimos aceptar la oferta que nos facilitan dispondremos del dinero en nuestra cuenta de manera inmediata.

Sin embargo, no todo lo que reluce es oro. En muchas ocasiones estos préstamos bancarios preconcedidos esconden unas tasas de intereses bastante elevadas para ser un préstamo personal. En otras ocasiones disponen de costes y comisiones adicionales que incrementaran el coste final del préstamo y que harán más complicado el poder realizar la devolución del préstamo.

Lo que debes preguntarte

Antes de plantearte el aceptar o no uno de estos préstamos bancarios preconcedidos deberíamos de plantearnos ciertas cuestiones básicas, como por ejemplo: ¿realmente necesito ese dinero? ¿Estoy en una situación en la que podría hacerme cargo de la cuota sin sufrir mes a mes?

Es obvio que a nadie le viene mal dinero extra, pero si realmente no necesitamos un préstamo para nada es absurdo que aceptemos el que nuestra entidad bancaria nos está ofreciendo. Además, aunque el banco ya haya analizado nuestro perfil y haya determinado que si podemos hacer frente a esa cuota, ellos no saben realmente la situación financiera de nuestra familia. Por ello es cuestión de que seamos nosotros mismos los que verifiquemos que si realmente necesitamos el dinero y lo vamos a solicitar, que dispongamos de los recursos necesarios para hacer frente a las cuotas durante el plazo que sea necesario.

Por otro lado, si realmente necesitamos un préstamo personal es recomendable que analicemos las distintas ofertas que hay en el mercado, ya que en la mayoría de los casos, podremos conseguir una mejor oferta que las que nos ofrece nuestra entidad de forma precondedida.

Si deseamos conocer cuáles son las mejores ofertas del mercado con respecto a los préstamos personales puedes acudir a nuestro comparador de créditos personales, allí encontraras las mejores ofertas del mercado con unos intereses muy competitivos (desde el 5,06% TAE). Si tienes cualquier duda o pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o dejando un comentario en la sección habilitada para ello.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.