¿QUÉ ES UN MICROCRÉDITO O MINI CRÉDITO?

QUÉ ES UN MICROCRÉDITO --> QUÉ ES UN MICROCRÉDITO

Desde hace unos años seguro que has escuchado hablar de algo llamado “créditos online”. Los créditos online son créditos que se solicitan, se gestionan y se aceptan a través de internet. Por lo que, a día de hoy, cualquier persona que cumpla los requisitos puede, sin moverse de su casa, solicitar el dinero que necesita y tenerlo en su cuenta bancaria en solo unos minutos gracias a los avances de Internet.

Dentro de los créditos rápidos online existe un tipo de transacción financiera llamada “microcrédito” o “mini crédito”. En el artículo de hoy vamos a ver qué es un microcrédito y qué características tiene, ya que es uno de los servicios de financiación que más se solicitan y se aceptan cada día.

¿En qué consiste un microcrédito?

Un microcrédito es un sistema de financiación que se gestiona de forma rápida a través de internet. Multitud de empresas de créditos rápidos facilitan microcréditos a las personas que se encuentran en dificultades económicas.

El término micro o mini que lleva delante se refiere tanto a la cantidad que se ofrece en este tipo de financiación como al tiempo que se tarda en devolverlo.

Por lo general, con un microcrédito no podremos obtener más de 1.000€. El importe que se puede solicitar suele encontrarse entre los 50€ y los 1.000€.

El hecho de que sea tan “poca” cantidad la que se puede solicitar se debe a que el plazo de devolución del préstamo es muy corto. No se trata de un préstamo que se paga a plazos en cuotas mensuales. Se trata de un préstamo cuya devolución es completa y de una sola vez.

El plazo de devolución de los microcréditos suele estar en torno a los 30 días. Es decir, si hoy día 1 contratas un microcrédito, podrás devolverlo como muy tarde el día 1 del próximo mes. Esto se entiende fácilmente si sabemos para qué fin han sido diseñados los microcréditos, pregunta que contestaremos a continuación.

¿Para qué han sido diseñados los microcréditos?

Los microcréditos han sido diseñados como una especie de anticipo. En una situación en la que no podemos hacer frente a un gasto imprevisto, un microcrédito es la solución.

Muchas veces necesitamos dinero rápido pero no podemos pedir un anticipo o un adelanto en nuestro trabajo porque nos da miedo, ya hemos pedido otros, no está permitido, o por el motivo que sea.

Un microcrédito puede ser la ayuda que estás buscando para esa situación, ya que te facilita el dinero de forma rápida y simple, y puedes devolverlo cuando tengas la cantidad de dinero que solicitaste el mes siguiente.

Por ejemplo: el día 25 del mes se te rompe la lavadora y necesitas arreglarla o comprar una nueva con urgencia porque tienes una familia con 3 hijos. No te alcanza el dinero de ese mes porque no tenías prevista la rotura de la lavadora. El problema es que hasta el día 1 del próximo mes no cobras tu sueldo o tu prestación. Puedes solicitar un microcrédito por el importe que te cueste arreglar o comprar la lavadora nueva, y poner como fecha de devolución la fecha en que sabes a ciencia cierta que vas a tener el dinero a tu disposición. Por ejemplo, el día 2 del mes próximo si sabes que cobras el 1.

De esa forma, solucionas tu problema de efectivo de forma eficaz y sin tener que pedir el dinero a familiares, amigos o a tu jefe.

¿Quién puede pedir un microcrédito?

Los microcréditos también han sido diseñados para que prácticamente cualquier persona pueda acceder a ellos de forma sencilla.

Los requisitos que exigen la mayoría de las compañías de créditos rápidos son tan simples que se pueden contar con los dedos de una mano, y te sobran dedos:

- Ser mayor de edad. Aunque en algunos casos puede ser que la edad mínima permitida sean 21, 25 años o la edad que determine el prestamista.

- Tener un ingreso demostrable que te permita devolver el crédito en el plazo solicitado al prestamista.

- Residir en España y tener DNI o NIE que lo demuestre.

Cumpliendo estos tres simples requisitos se te pueden abrir las puertas de muchos créditos rápidos, ya que ni siquiera necesitas que el ingreso que tienes sea de una nómina, siempre y cuando puedas demostrar que estás ganando dinero de alguna forma y que es una cantidad suficiente.

Además, aunque estés en ASNEF o RAI puedes elegir entre una gran variedad de microcréditos. Puedes solicitar tu dinero y recibirlo en tu cuenta igual de rápido y con las mismas condiciones que lo haría una persona que no se encuentre en un registro de morosidad. Siempre y cuando tu deuda no haya sido contraída por un préstamo o con una entidad bancaria, tendrás las mismas ventajas que los demás.

¿Existen microcréditos gratuitos?

Sí. Existen algunos microcréditos que se otorgan de manera gratuita, es decir, sin intereses ni comisiones asociadas. Si pides 500€, devuelves 500€ y ni un céntimo más.

Esperamos que con este artículo hayas entrado un poco más en el mundo de los microcréditos y te hayas dado cuenta de que existen a día de hoy formas de financiarnos sin salir de casa, sin dar explicaciones, sin papeleos y de forma rápida y simple.

Recuerda visitar nuestros comparadores y comentar si tienes alguna pregunta, duda o sugerencia. Estamos a tu disposición en CreditoSinNomina.es las 24 horas del día.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.