Ser dueño de tu tiempo

Valora este artículo
(1 Voto)
Ser dueño de tu tiempo -->

CONVIÉRTETE EN EL DUEÑO DE TU VIDA Y DE TU TIEMPO

En uno de nuestros artículos anteriores, hablábamos en tono de ironía, de la parte negativa de ser emprendedor. Sin ninguna duda, nos quedó muy claro que, ser emprendedor, tiene muchas “pegas” que debes sopesar antes de lanzarte a convertirte en tu propio jefe.

Como contraparte, en el artículo de hoy de CreditoSinNomina.es hemos decidido entregarte la parte positiva de ser emprendedor, en comparación con ser empleado. Tanto si ya te lanzaste a emprender, como si te lo estás pensando, te invitamos a que te quedes para que veas el lado positivo de ser emprendedor.

EN EL ARTÍCULO DE “EL LADO NEGATIVO DE EMPRENDER” VIMOS LOS PUNTOS MENOS ATRACTIVOS DEL EMPRENDIMIENTO. SIN EMBARGO, EN EL DÍA DE HOY VAMOS A VER ALGUNOS PUNTOS POSITIVOS DE SER EMPRENDEDOR, PARA QUE, SI TE ESTÁS PENSANDO DAR EL PASO, PUEDAS TENERLOS EN CUENTA TAMBIÉN.

En el artículo anterior vimos puntos negativos de ser emprendedor, como no tener vacaciones pagadas, o tener que cultivar la disciplina y la auto organización. Son dos cualidades muy importantes que todo emprendedor requiere tener, ya que, aunque tiene muchas ventajas como veremos a continuación, no es una tarea fácil. A continuación, pues, vamos a ver cuáles son los puntos positivos de ser emprendedor. ¿Estás preparado? No te lo pierdas

NO TIENES JEFE

Uno de los principales motivos por los que la gente se lanza a emprender, es porque serán sus propios jefes. Por lo general, a las personas no nos gusta nuestro jefe, y queremos desaparecerlo de la vista. Por lo tanto, la idea de no tener un jefe que nos diga lo que tenemos que hacer y lo que no, se vuelve muy atrayente.

Sin embargo, no tener jefe no es del todo cierto, ya que sí necesitas tener un jefe: tú. Como decíamos antes, necesitas cultivar cualidades como la autodisciplina o ser una persona organizada, llevar una agenda, etc. Necesitas esto, y convertirte en alguien realmente responsable, ya que, como nadie te dice lo que tienes que hacer, resulta muy fácil que no hagas absolutamente nada.

ERES EL DUEÑO DE TU TIEMPO

Cuando hablamos de que eres el dueño de tu tiempo, no solamente nos referimos a que no tienes que madrugar si no quieres. Nos referimos también a que eres el dueño de tu tiempo totalmente: tú tienes que organizar tus tareas para que no se te escape ninguna. Tú puedes decidir si quieres trabajar de lunes a jueves y descansar viernes, sábado y domingo, o si quieres hacerlo al revés. Tú decides si quieres trabajar de 6 de la mañana a 12 del mediodía, y tener el resto del día libre, o si por el contrario quieres ponerte a trabajar por la tarde, o por la noche.

En definitiva, tú eres la única persona que decide cuándo y cómo quiere trabajar. En qué momento y con qué clase de personas.

TÚ DECIDES CUÁNTO GANAS

Aunque no es 100% seguro que tengas tus clientes y que estos quieran pagar lo que tú pides por tus trabajos, sí es cierto que tú pones precio a tu tiempo y a tu trabajo. Tú decides cuántas horas “extra” quieres hacer, y todas son remuneradas. Si tu trabajo consiste en cambiar tu tiempo por dinero, quizás tengas un techo económico, pero si no se trata de eso, puedes ganar lo que se te antoje, sin límites.

TE VAS DE VACACIONES CUANDO QUIERES

Esto incluye ser dueño de tu tiempo, pero decidimos ponerlo separado porque sabemos que es algo que mortifica a muchos empleados. Tú te quieres ir de vacaciones en verano porque a tu pareja y a tus hijos les dan las vacaciones en esas fechas. Sin embargo, tu jefe considera que “en verano nadie se va de vacaciones”. Te da tus vacaciones para quince días de noviembre que tú dices: ¿y para qué las quiero ahora?

Cuando eres tu propio jefe, tú decides cuándo te vas de vacaciones, si quieres que coincida con las vacaciones de otros miembros de tu familia.

PUEDES TRABAJAR DESDE DONDE QUIERAS

Si tu tipo de trabajo te lo permite, sobre todo si se trata de un trabajo que realices online, puedes hacerlo desde donde quieras. No necesitas estar atado a un lugar físico para poder trabajar. Incluso, puedes estar de vacaciones y continuar trabajando (en su justa medida) para controlar el negocio en la distancia.

 

Estas son solamente algunas de las ventajas de ser emprendedor. Te animamos a que emprendas, porque solo así podrás tener la vida que realmente deseas, dejar de trabajar para los sueños de otra persona y comenzar a trabajar por tus propios sueños y objetivos.

 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.