Si no eres feliz es porque no quieres

Si no eres feliz es porque no quieres -->
Contenido[Mostrar]

SI NO ERES FELIZ, ES PORQUE NO QUIERES. TE DECIMOS CÓMO

Quizás hay momentos en nuestra vida en que no somos muy felices. Pero si no lo somos, es solamente porque no sabemos cómo activar nuestra felicidad. Hoy en CreditoSinNomina.es te vamos a ayudar con esto.

Ser feliz no es nada que sea imposible o difícil de conseguir. Podemos ser felices de formas tan sencillas que te sorprenderías. Por eso, queremos mostrarte seis formas en las que puedes ser más feliz.

SER FELIZ NO ES DIFÍCIL. HOY VEREMOS 6 FORMAS EN LAS QUE PUEDES “ACTIVAR” TU FELICIDAD.

Activar tu felicidad no es nada complicado si sabes qué botón tienes que tocar. Hoy vamos a mostrarte seis botones que harán la diferencia. Después de seguir estos consejos, las depresiones y los momentos en que te sientes infeliz serán cosas del pasado.

Presta mucha atención a lo que vas a ver a continuación porque no tiene nada de desperdicio. Es más, te ayudará no solo a ti mismo, sino a todos aquellos con quienes compartas esta información.

La felicidad no tiene una fórmula secreta

La felicidad no es como la CocaCola. No tiene una fórmula secreta e indescifrable. Podemos encontrar la felicidad donde menos lo esperamos. Pero también podemos ir a buscarla para aligerarle el camino.

Te recomendamos que no te pierdas lo que viene a continuación. Los botones para activar tu felicidad están a la vuelta de la esquina. No esperes más allá de hoy para empezar a aplicar estos consejos que te daremos a continuación.

¿Qué te hace ser feliz?

Saber lo que te hace feliz es importante. Pero más importante aún es llevarlo a cabo para ser realmente feliz. De nada valdría ver estos seis consejos que te vamos a dar ahora si no los aplicas.

Cuando estamos en una depresión, es porque no estamos aplicando los seis puntos que vas a ver a continuación. Así que presta mucha atención, y, sobre todo, ponlos en práctica en tu vida.

Verás cómo se cumple la diferencia. Si tocas estos seis botones, por separado o a la vez, será imposible que entres en ninguna clase de depresión. Simplemente presta atención y luego aplica.

Ríete

No hay mejor medicina para la depresión que la risa. Aunque te pienses que no serás capaz de reírte, debes hacerlo. A veces estamos enfrascados en un mal sentimiento, y hasta que no soltamos un par de carcajadas no se va

Por eso necesitas ignorar estos malos sentimientos y, simplemente, buscar formas de sentirte bien y reírte. Ve películas cómicas o monólogos que te hagan reír. Busca lo que sea que te haga reír.

No hay nada mejor que reír a carcajadas hasta que te duele el estómago. Nada puede darnos más felicidad en ese momento que eso. Por eso, busca la forma de reírte a mandíbula desencajada hoy mismo.

Haz ejercicio

El ejercicio, aunque pueda parecer que no nos hará feliz al principio (a nadie le hacen feliz los dolores ni la falta de oxígeno), termina por volverse adictivo. La sensación de felicidad que nos aporta cuando lo hacemos, es adictiva.

Por eso, si te sientes un poco de bajón te recomendamos que salgas a correr o a moverte de alguna manera. Si no tienes mucho tiempo al día, no es necesario que te pases dos horas haciendo ejercicio. Basta con diez minutos de ejercicio intenso para aportarte la felicidad que necesitas en tu vida.

Disfruta del aire libre

El aire libre es importante para la felicidad. A veces, y sobre todo si trabajamos en casa, podemos pasar días o incluso semanas sin salir. Si no tenemos nada que hacer en la calle, podemos volvernos un poco ermitaños.

Pero esto no es sano, ni para ti ni para quienes están a tu alrededor. Disfrutar del aire libre te aporta felicidad. Y si no, prueba a salir, aunque sea media hora cada día a coger aire fresco en la calle.

Disfruta de tu familia y tus amigos

Pasar tiempo con la familia y los amigos, si es tiempo de calidad, te puede aportar mucha felicidad. Se trata de que realmente pases tiempo con ellos. No valdrá si cada uno está enfrascado en sus redes sociales en el móvil.

Pasar tiempo con la familia y los amigos, hablando, compartiendo momentos reales, es una de las cosas más importantes y satisfacientes que podemos hacer en la vida. No lo dejes de lado por hacer otras cosas.

Ayuda a otros

No hay mayor felicidad que dar ayuda a otros. No es necesario que seas rico para poder ayudar a otras personas. Simplemente, si ves a alguien que necesita ayuda, ofrécete a dársela.

Honestamente, podemos decirte que no hay mayor felicidad que sentir que hiciste feliz o que ayudaste a otro a sentirse mejor.

Sé agradecido

Es importante que seas una persona agradecida para poder ser feliz. Realmente es vital que seas agradecido. Practica el ejercicio de, cada noche, agradecer tres cosas que han ocurrido durante el día.

Es posible que el primer día no recuerdes nada bueno. Normalmente, solemos poner en primer lugar las cosas negativas del día. Pero si haces un esfuerzo, verás la gran cantidad de cosas que tienes por agradecer.

Esto, no solamente hace que te sientas mejor, sino que también da lugar a que puedas abrir las puertas de tu vida a más cosas buenas. Si solo te centras en las cosas que tienes por las que puedes agradecer, créenos: se multiplicarán.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.