¿Tienes inteligencia emocional?

¿Tienes inteligencia emocional? -->
Contenido[Mostrar]

¿CÓMO SABER SI TENGO INTELIGENCIA EMOCIONAL?

En los últimos años hemos escuchado hablar mucho de las inteligencias múltiples. Ya no es una persona más inteligente aquella que sabe hacer multiplicaciones de cuatro cifras de cabeza.

Cada vez más, las personas han entendido que no todos somos iguales. Por eso, se habla de algo llamado inteligencias múltiples. Y dentro de estas inteligencias, se encuentra la inteligencia emocional.

HE OÍDO HABLAR DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL, PERO ¿CÓMO PUEDO SABER SI SOY INTELIGENTE EMOCIONALMENTE?

Tener inteligencia emocional es muy importante para llegar a tener éxito en aquello que nos propongamos. La realidad es que, una persona, por mucho coeficiente intelectual que tenga, si no es inteligente emocionalmente, no tiene mucho éxito.

Para saber si tenemos inteligencia emocional, hoy vamos a ver cinco características que tienen las personas que son inteligentes en ese sentido. ¿Estás listo para saber si tienes emociones inteligentes?

No importa tu coeficiente intelectual

Para ser inteligente emocionalmente no necesitas ser inteligente académicamente. Una persona que, en su época de colegio, suspendía todo, puede ser mucho más inteligente emocionalmente que otra de sobresalientes.

Por eso, si es tu caso y en el colegio te decían que no eras inteligente, ya tienes una respuesta mejor: eres inteligente en otros sentidos. No todos somos inteligentes en matemáticas o en otras asignaturas.

Sin embargo, para tener éxito en la vida, no hace falta que tu coeficiente intelectual sea alto. Es mucho más importante que seas emocionalmente inteligente. A continuación, vamos a ver esos cinco puntos que puedes cumplir si eres emocionalmente inteligente.

¿Tienes inteligencia emocional?

Como hemos dicho, para ser exitoso, esta inteligencia es mucho más determinante que la inteligencia académica. Por eso, si a continuación ves que no cuadras en los cinco puntos que vamos a tratar, no te preocupes.

Las personas en su mayoría no nacen con la inteligencia emocional. Es algo que se puede trabajar y que puedes llegar a incorporar en tu vida y en tu modo de comportarte. Así que, si actualmente no eres inteligente en este sentido, no te apures.

Sigue trabajando en ella y leyendo libros al respecto, como los escritos por Daniel Goleman, para que puedas llegar a decir pronto que eres una persona inteligente emocionalmente. No te desanimes y continúa aprendiendo y aplicando.

Te conoces profundamente

Aunque parezca imposible, la mayoría de las personas que habitan en la Tierra no se conocen a sí mismas. Por eso, pasan la vida reaccionando a las cosas que ocurren a su alrededor. Si se conocieran en profundidad, esto no ocurriría.

Cuando una persona se conoce a sí misma, es conocedora de todo lo que le afecta. Sabe qué cosas le alteran, le emocionan o le hacen sentir eufórico. Cuando te conoces, también sabes qué partes de ti deben mejorarse, y cuáles están bien como están.

Por eso, una persona que se conoce bien, está en una posición privilegiada con respecto a una que no se conoce. Te invitamos a que te tomes el tiempo de investigarte a ti mismo y de ver cómo eres realmente.

Tienes más autocontrol

Cuando una persona es inteligente emocionalmente y se conoce como dijimos en el punto anterior, puede tener autocontrol. El autocontrol nos ayuda a manejar nuestras emociones y pensamientos para tener mejores resultados.

Una persona que tiene autocontrol es razonable, y puede mantener un ambiente seguro, tanto para él como para el resto de las personas a su alrededor. Se trata de una persona que no es dramática ni reacciona estrepitosamente a las cosas que ocurren a su alrededor.

En lugar de eso, controla sus emociones (lo que no quiere decir que no sienta tristeza o rabia en algún momento) y no toma decisiones en base a estas emociones. Simplemente, deja que pase el momento (que dura unos minutos) de la emoción, y sigue tomando decisiones con la cabeza en buen estado.

No reaccionas, sino que respondes

Si te conoces a ti mismo y tienes autocontrol, no reaccionas a lo que ocurre a tu alrededor. En vez de eso, respondes con inteligencia a esos hechos. Como dijimos en el punto anterior, una persona con inteligencia emocional no deja que sus emociones tomen el control.

Por eso, muchas personas que no tienen esta inteligencia, viven reaccionando a sus emociones. Por ejemplo, si se sienten bien, el mundo es maravilloso. Sin embargo, cuando están tristes o desanimadas, no tienen ganas de hacer nada y no hacen nada. Una persona muy enfadada puede llegar a cometer locuras.

Si tienes inteligencia emocional, evalúas la situación desde un punto de vista más exterior. De esa forma, das una respuesta acorde a la situación y no a las emociones que esa situación te hace sentir. No cabe duda de que esto te puede evitar muchas malas decisiones o acciones.

Eres empático

Cuando tienes inteligencia emocional, eres empático. Esto significa que comprendes los sentimientos y las emociones de los demás. Algo que debemos tener en cuenta en este punto es que hay una grave confusión con respecto a la empatía.

Muchas personas creen que ser empático es sentir lo que otra persona siente. Por ejemplo, te encuentras con alguien triste y te pone triste. Te encuentras con alguien alegre y te pones alegre. Esto no es empatía. Empatía es ver a una persona que está triste y entender que lo está y por qué puede estarlo.

Saber ponerte en los zapatos de los demás es algo muy importante de la inteligencia emocional. Pero eso sí, siempre recordando el significado real de la empatía, que nada tiene que ver con ser mimético.

Te disculpas cuando es necesario

Cuando una persona tiene inteligencia emocional, es capaz de dejar pasar algunos hechos de otras personas para tener una buena relación. Alguien que no guarda rencor ni resentimientos.

Una persona con inteligencia emocional es capaz de discernir que todos somos distintos, y que siempre habrá problemas. Pero si realmente es inteligente, será capaz de pedir perdón cuando sea necesario, sin orgullo y sin rencor. También, sin esperar que la otra persona le pida perdón en respuesta.

Cosechar buenas relaciones y tener amistades profundas es algo que se obtiene cuando tienes inteligencia emocional. Por eso, te invitamos a que, si no la tienes ahora, la cultives. De esa forma, podrás disfrutar de mejores relaciones, tanto con los demás, como contigo mismo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.