Trucos para los que trabajan desde casa

Valora este artículo
(0 votos)
Trucos para los que trabajan desde casa -->

SI TRABAJAS DESDE CASA NECESITAS SABER ESTO

Cuando trabajas desde casa te pasan cosas que en la oficina no te pasarían jamás. Por eso, a veces necesitas tener un extra de concentración. Además, necesitas ser mucho más disciplinado.

Por eso, hoy en CreditoSinNomina.es queremos ofrecerte algunos consejos que te pueden venir genial si eres de esas personas que trabajan desde casa. Estamos aquí para ayudarte, y eso es lo que hacemos.

TRABAJAR EN CASA TIENE GRANDES VENTAJAS, PERO TAMBIÉN TIENE ALGUNAS DIFICULTADES QUE NO TE OCURRIRÍAN EN LA OFICINA. VEAMOS COMO SOLUCIONARLAS

No cabe ninguna duda de que, el entorno en el que trabajamos cuando estamos en casa, no tiene nada que ver con el de la oficina. Por eso, necesitamos algunas cosas extra para concentrarnos más.

Estar trabajando en el mismo lugar donde vivimos tiene grandes ventajas: no hay desplazamientos, nadie te dice lo que tienes que hacer, puedes estar más cómodo… pero a la vez puede ser un gran enemigo si no controlamos nuestra productividad.

Cómo establecer la diferencia

Cuando trabajamos en casa, necesitamos tener clara la diferencia. Hay un momento para trabajar y hay un momento para el ocio. Tenemos que tener muy claros los tiempos y en qué momento estamos haciendo qué.

Para establecer la diferencia, lo primero que deberíamos saber es que el espacio donde estamos es para trabajar. Para ello, si tenemos la oportunidad, dedicaremos una habitación a la oficina.

En caso de que no podamos dedicar una habitación entera, al menos el rincón de trabajar. Esto hará que, cuando estemos en ese lugar, nuestro cerebro sepa que es para trabajar.

Lo que necesitas saber y hacer si trabajas en casa

Si trabajas en casa desde hace poco, es posible que todavía no tengas muy claras algunas cosas. Si llevas más tiempo, quizás ya estés realizando algunos de los puntos que vamos a ver a continuación.

En cualquier caso, te invitamos a que te quedes y revises cuáles de estos no estas implementando y deberías. Si estás listo, vamos a empezar.

Si es un negocio, requiere inversión

Cuando montamos un negocio en un local, necesitamos hacer una inversión. Cuando trabajamos en casa, a veces olvidamos ese factor. Como estamos en casa, consideramos que no es necesario hacer inversión.

Sin embargo, si, por ejemplo, trabajamos con el ordenador, necesitamos que sea lo suficientemente potente. Por eso, si tenemos un ordenador que no funciona correctamente y nos impide trabajar, deberemos invertir en uno nuevo.

Nunca olvides que, aunque estés en casa, se trata de tu negocio. Por lo tanto, merece que hagas por él lo que sea necesario para que funcione.

Ten un lugar para trabajar específico

No trabajes en medio del salón de tu casa. Si más personas viven en casa, menos todavía. Necesitas que la zona donde trabajas, sea para trabajar. El hecho de estar en casa trabajando no significa que estés en pijama tumbado en el sofá.

Aunque haya muchas imágenes que nos pintan el trabajo en casa como algo que podemos hacer en pijama desde la cama, si realmente queremos tomarlo enserio, esto no puede ser así.

Por eso, define claramente cuál es la zona de casa que está dedicada al trabajo. De esa forma, cuando estés ahí, sabrás que estás trabajando, y no haciendo otra cosa.

Cuida el ambiente de tu zona de trabajo

En la zona donde trabajas, es importante que controles elementos como la estética del lugar, el orden, la limpieza… todo esto es muy importante. Necesitas sentirte a gusto en el lugar donde vas a trabajar, mucho más si está en tu casa.

Te invitamos a que recojas esa zona, la pongas bonita y también a que cuides la temperatura. Está demostrado que una temperatura demasiado alta o demasiado baja puede hacernos menos productivos.

Establece una rutina

Aunque trabajes en casa, eso no significa que estés disponible las 24 horas para lo que sea. El hecho de que trabajes en casa no quiere decir que no tengas un horario. Necesitas crear una rutina bien clara.

Si por ejemplo has decidido trabajar por las mañanas, crea una rutina en la mañana para el trabajo. De esa forma, te será mucho más fácil algo como levantarte temprano.

Pon límite a tu trabajo

Trabajar en casa, te da la facilidad de poder trabajar en cualquier momento. Sin embargo, debemos tener claros los límites que no podemos sobre pasar. Es muy común volvernos obsesivos y pasar más horas de las saludables delante de ordenador.

No solamente necesitas hacer descansos cada hora como máximo, sino que tu horario de trabajo debe tener un final bien establecido. Si decides que solo trabajarás hasta las 5 de la tarde, hazte a la idea de que se cierra tu puesto de trabajo.

No sigas trabajando más allá de la hora establecida a no ser por una causa de fuerza mayor. Si no, estarás dedicando tu vida totalmente al trabajo y no estarás disfrutando de las ventajas de trabajar desde casa.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.